Díaz achaca a "precampaña" que López quiera indemnizar a víctimas de la Policía

Actualizado 07/02/2012 13:39:16 CET

BARCELONA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha considerado que el decreto que ultima el Gobierno vasco para indemnizar a víctimas de la Policía entre 1968 y 1978 "forma parte del guión de precampaña" de las próximas elecciones vascas.

En una entrevista de Rac 1, recogida por Europa Press, ha valorado la medida que prepara el Ejecutivo vasco, que prevé dar hasta 390.000 euros a las víctimas de la Policía de esa década, como avanza este martes La Razón, como un intento de "marcar terreno" frente al PP.

Según él, el PSE tiene un problema de indefinición porque gobierna gracias al PP: "El voto no nacionalista se lo están disputando el PP y el PSOE, y tratan de diferenciarse de nosotros".

ACERCAMIENTO DE PRESOS

Sobre la reinserción de los presos de ETA, ha indicado que la "hoja de ruta del Gobierno es el cumplimiento de la ley penitenciaria", y ha indicado que el ordenamiento jurídico no permite la amnistía ni indultos generalizados. Sin embargo, sí permite la petición de beneficios penitenciarios de manera personal, siempre y cuando se pida perdón, ha explicado.

La reinserción individualizada que propone el Gobierno pasa aplicar la ley penitenciaria, aunque por ahora la banda terrorista no permite a sus presos hacerlo, lo que demuestra que "el peor enemigo de los presos de ETA" es la propia organización.

Para Jorge Fernández, la debilidad de la banda ha sido uno de los "elementos más decisivos" para ordenar la retirada de escoltas en el País Vasco, pero en el resto de España influyen también las restricciones presupuestarias.

"Nos hemos dado cuenta que hay demasiadas personas protegidas sin riesgo y que destinamos demasiados efectivos", ha puntualizado, además de concretar que tienen a 2.668 guardias civiles y policías nacionales.

MULTIRREINCIDENCIA

El ministro ha indicado que es "prioridad legislativa" del Gobierno impulsar una reforma del Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal contra la delincuencia multirreincidente, por lo que han creado una comisión bilateral entre su ministerio y el de Justicia.

Por ello, cree que en las grandes capitales, si se pusiera "fuera de circulación" --con el encarcelamiento o expulsión-- a varias decenas de personas, esta situación se acabaría y se reduciría un 100 ó 200 por ciento la sensación de inseguridad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies