El dibujante Mikel Urmeneta deberá tuitear la sentencia que le condena por dañar el honor del propietario de Kukuxumusu

Publicado 08/06/2017 14:09:09CET

El juez considera que aunque se han hecho críticas y caricaturas se ha llegado a insultar

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Primera Instancia de Aoiz (Navarra) ha condenado al dibujante Mikel Urmeneta por intromisión ilegítima en el derecho al honor y a la propia imagen del empresario y socio mayoritario de Kukuxumusu, Ricardo Bermejo, a difundir esta sentencia en todos los medios donde vertió difamaciones, así como en Twitter.

El juzgado navarro estima que Urmeneta ha violado el derecho constitucional al honor y a la propia imagen del empresario cuando publicó en la red social Twitter, "expresiones injuriosas" en las que se comparaban a Bermejo con el bufón don Sebastián de Morra que pintó Diego de Velázquez. Aunque el juez reconoce que estas imágenes deben considerarse caricaturas, recuerda la doctrina del Tribunal Constitucional, y asegura que en esta comparativa se puede reconocer de "forma clara e inequívoca" al dueño de Kukuxumusu.

Además, destaca que estos dibujos se utiliza "como instrumento del escarnio, sin interés público alguno constitucionalmente defendible" y con la intención de denigrar a Bermejo, "llegando al insulto", por lo que se entiende que se ha vulnerado el derecho a la propia imagen por publicar una fotografía suya sin su consentimiento, y su derecho al honor.

Por otro lado, según relatan los hechos probados de la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, Urmeneta ha acusado de "manera reiterada" en varios medios de comunicación de ser un "enchufado", por lo que el juez entiende que se ha insinuado "su falta de capacidad profesional".

Por todo ello, Urmeneta es condenado a difundir esta resolución condenatoria en su perfil personal de Twitter, así como en cadenas de televisión, emisoras de radio y periódicos digitales.

DEBERÁ DE INDEMNIZAR AL EMPRESARIO CON 15.000 EUROS

También ha sido obligado a indemnizar a Bermejo con 15.000 euros por los daños y perjuicios ocasionados --tal y como solicitaba el Ministerio Público--, pese a que el propio demandante pedía 21.972, 56 euros. Asimismo, la sentencia establece que Urmeneta, que defendió que los tuits no fueron publicados por él y que sólo se limitó a compartir lo expresado por otros, se debe abstener de emitir expresiones y valoraciones en los mismos o semejantes términos que los cuestionados.

Las controversias entre Bermejo y Urmeneta, socio fundador de las sociedad de Kukuxumusu y ejerció como director artístico y creativo desde el inicio, comenzaron en 2015 cuando mantuvieron una discusión por sus diferencias en las formas de trabajar, lo que conllevó que el actual dueño de la marca denunciase al otro por amenazas y coacciones.

Además, Urmeneta junto con otros colaboradores decidieron en febrero de 2016 crear la marca marca Katuki Saguyaki, que compite de forma directa con Kukuxumusu. Por ello, la empresa de Bermejo demandó a la recién creada por infracción de sus derechos de propiedad intelectual, a la que se le impuso como medida cautelar la retirada del mercado de los artículos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies