Dictan auto de procesamiento contra cuatro personas por el tiroteo de un guardia de Valladolid en Tolocirio (Segovia)

Actualizado 02/02/2006 19:37:44 CET

VALLADOLID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción de Santa María la Real de Nieva (Segovia) ha dictado auto de procesamiento contra los dos implicados en el tiroteo a un guardia civil vallisoletano registrado el 17 de junio de 2005 en Tolocirio (Segovia), Sebastián P.J. y David P.P, así como contra una madre y su hijo que trataron de esconderles más tarde en Puente Duero (Valladolid).

En su auto, al que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas, el juez instructor imputa al vallisoletano Sebastián P.J, de 30 años y autor material de los disparos, dos delitos de tentativa de homicidio o lesiones graves con arma de fuego, tres delitos de atentado a agentes de la autoridad, un delito de falsedad en documento oficial, otro delito de posesión de armas, dos más de hurto o robo de uso de vehículo a motor y un delito de amenazas.

A su supuesto cómplice, David P.P, de 32 años y nacido en Madrid, le imputa un delito de atentado, otro de falsedad en documento oficial y dos de hurto o robo de uso de vehículo a motor, mientras que a Elvira E.J. y su hijo Oscar G.E, también vallisoletanos, les imputa un delito de encubrimiento.

De los cuatro procesados, todos ellos de etnia gitana, el juez acuerda mantener en situación de prisión provisional a los dos primeros y en libertad a madre e hijo, con la obligación estos últimos de comparecer semanalmente en dependencias judiciales.

En su relato de los hechos, el juez establece que Sebastián P.J. y David P.P. fueron interceptados en la madrugada del día 17 de junio del pasado año por una patrulla de la Guardia Civil cuando circulaban en un vehículo por la localidad de Tolocirio. Tras ser descubiertos con documentación falsa, el primero de los procesados agredió al agente Roberto G.A, nacido también en Valladolid, a quien logró arrebatarle el arma y efectuó contra el mismo un disparo que le hirió de gravedad hasta el punto de poner en peligro su vida.

Acto seguido, el autor del disparo realizó otros dos al otro guardia, sin llegar a alcanzarle, mientras que el otro procesado forcejeaba con este último agente.

Los dos implicados lograron darse a la fuga en el vehículo oficial, conducido por Sebastián P.J, no sin que éste amenazara de muerte a una persona cuyo vehículo les obstaculizaba el paso. Los dos fugados se desplazaron entonces hasta Ataquines (Valladolid), donde sustrajeron otro coche que nuevamente conducido por Sebastián se saltó un control policial y a punto estuvo de atropellar a uno de los guardias que participaban en él.

Finalmente, los dos procesados llegaron a Puente Duero, donde abandonaron el turismo y fueron recogidos por Elvira E.J. y su hijo Oscar G.E, que les ocultaron en una furgoneta con la intención de burlar la persecución policial y les trasladaron hasta la capital vallisoletana, donde fueron finalmente detenidos.

El guardia civil vallisoletano Roberto G.A, herido el pasado día 17 al recibir un tiro durante un control selectivo realizado en la localidad segoviana de Tolocirio, será dado de alta hoy, viernes, tras permanecer desde entonces hospitalizado en el Clínico Universitario de Valladolid, según confirmaron a Europa Press fuentes de Sacyl.

La positiva evolución del agente de las graves lesiones sufridas por el disparo que le impactó en el abdomen y le salió por la espalda ha llevado a los facultativos a optar por dar hoy el alta al paciente, quien ya fue subido a planta el pasado día 20.

El agente, de 25 años, natural de Valladolid y destinado en Coca (Segovia), recibió el pasado día 17 un disparo cuando participaba en un control selectivo en Tolocirio (Segovia) y fue tiroteado por uno de los dos ocupantes del turismo interceptado. Los presuntos autores, delincuentes comunes, fueron detenidos más tarde en Valladolid capital junto con otras dos personas que trataron de encubrirles.

Los cuatro detenidos, tres varones y una mujer de etnia gitana, permanecen ingresados en el Centro Penitenciario de Valladolid, dos de ellos acusados de delitos de tentativa de homicidio, tenencia ilícita de armas, amenazas, atentado, falsedad en documento oficial y robo, mientras que a las otras dos personas se les imputa un delito de encubrimiento.

La instrucción de las diligencias ha recaído finalmente en el Juzgado de Instrucción de Santa María la Real de Nieva (Segovia), por lo que el juicio contra los presuntos implicados se desarrollará en la Audiencia Provincial de Segovia.