Dignidad y Justicia pide prohibir nuevos actos de las fiestas Bilbao y el cierre dos txoznas por exhibir fotos de etarras

Actualizado 18/08/2009 21:23:41 CET

Se refiere a los actos y las casetas de feria de dos comparsas a las que vincula con Segi y el Movimiento Pro Amnistía

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

La asociación Dignidad y Justicia ha solicitado hoy a la Audiencia Nacional la prohibición de tres nuevos actos convocados para el próximo día 20 en las fiestas de Bilbao por un posible delito de enaltecimiento del terrorismo y el cierre de dos txoznas --casetas de feria-- por exhibir en su interior imágenes de presos de ETA. El colectivo de víctimas se refiere a los locales de las comparsas Kaskagorri y Txori Barrote, a las que vincula con Segi y el Movimiento Pro Amnistía, respectivamente.

Concretamente, el escrito firmado por el presidente de esta asociación, Daniel Portero, y al que ha tenido acceso Europa Press, precisa que la comparsa Txori Barrote tiene en su mostrador las fotografías de los presos de ETA de Bilbao, entre los que se encuentran, Harriet Iragi e Igor Solana, autores materiales del asesinato de su padre el fiscal jefe del Tribunal Superior de Andalucía, Luis Portero García.

Asimismo, añade que la comparsa Txori Barrote pertenece al Movimiento Pro Amnistía, sucesora de la ilegalizada Askatasuna, mientras que la comparsa Kaskagorri está vinculada a Segi. Sobre esta última, Dignidad y Justicia sostiene que habitualmente exhiben en su txozna las caricaturas de una treintena de presos de ETA bilbaínos que pertenecen a la citada comparsa, entre ellos también los autores materiales del asesinato a Luis Portero.

Por estos motivos el colectivo pide al Juzgado Central de Instrucción Número dos de la Audiencia Nacional que "si se estima oportuno y con el informe necesario y favorable del Ministerio Fiscal, adopte las medias necesarias para impedir que se continúen cometiendo dichos delitos de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas, entre ellas, la inmediata clausura temporal, de manera cautelar, de ambas txoznas".

El pasado julio, la Fiscalía inició unas diligencias sobre los lugares en los que se exhiben fotografías de miembros de ETA y sobre la existencia de carteles, pancartas y pintadas con consignas y lemas de apoyo a la banda.

PROHIBICIÓN DE ACTOS

Además el escrito presentado por Dignidad y Justicia pide también la retirada de las fotografías y los banderines así como la prohibición de una serie de actos convocados por la comparsa Kaskagorri para el próximo jueves 20. "La finalidad de estos actos es ensalzar las personas de los presos de ETA, y en concreto justificar o amparar los hechos por ellos cometidos, puesto que el nexo en común de los homenajeados no es otro que el de estar privados de libertad en cárceles de España y Francia por su relación con la organización terrorista", argumenta el colectivo.

En concreto, se refiere a varias actividades relacionadas con los presos de la banda. La primera ya se celebró el pasado domingo a las 15.00 y consistió en una comida multitudinaria. El resto de los actos para los que el colectivo pide la suspensión consisten en otra comida con los familiares de los "kaskaerrepresaliados" y una sesión de cantos, prevista para el jueves 20 a las 15.00 horas.

También para ese mismo día, pero a las 18.00 horas esta comparsa ha organizado un pasacalles y a las 24.00 horas otros homenaje a los "kaskaerrepresaliados" --manera con la que denominan a los presos etarras miembros de esa comparsa--, según precisa el escrito.

Además, Portero denuncia que la comparsa Kaskagorri lleva organizando comidas, homenajes y otros actos a favor de los presos de ETA y en concreto a Harriet Iragi e Igor Solana desde el año 2005 hasta la actualidad, "es decir, cinco años seguidos como mínimo".

"Resulta especialmente doloroso que esto se produzca sin que la actuación judicial o administrativa haya intervenido para evitarlos por el escarnio que me produce a mi persona y a todos mis familiares", zanja el presidente de Dignidad y Justicia que, en consecuencia, solicita al juez que librar oficios a la Unidad Central de Inteligencia (UCI), al Servicio de Información de la Guardia Civil y a la Policía Autonómica Vasca, para que "en su mayor urgencia" se emitan informes sobre la hechos relatados y se proceda a su prohibición.