El diputado Daniel Fernández (PSC) y los hermanos Bustos declaran el martes ante el TSJC

Alcaldesa de Montcada M.E.Pérez (2ªizquierda) llega a declarar en caso Mercurio
EUROPA PRESS
Actualizado 20/05/2013 14:14:55 CET

BARCELONA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El exsecretario de Organización del PSC y diputado del Parlament Daniel Fernández, el exalcalde de Sabadell (Barcelona) Manuel Bustos (PSC) y su hermano Francisco Bustos declararán este martes como imputados en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), por presuntamente presionar para colocar a la exalto cargo del tripartito Carmina Llumà como directora del área territorial en el Ayuntamiento de Montcada i Reixac.

La Sala Civil y Penal del TSJC decidió la imputación de Fernández el 15 de marzo después de recibir del titular del Juzgado de Instrucción 1 de Sabadell, Ramón González --que investiga el 'caso Mercurio'--, una exposición motivada y la documentación sobre la pieza separada número 5 de la causa que afecta a Fernández.

Según esta exposición de motivos, Fernández --que había sido diputado en el Congreso-- presionó a la alcaldesa, a la que llegó a decir, según recoge una escucha con Bustos: "Que al 'No apta' le quiten el 'No", en referencia a las pruebas de personal para este puesto, lo cual puede ser un delito de tráfico de influencias.

Por este caso declaró el viernes la alcaldesa de Montcada, María Elena Pérez, que negó haber recibido presiones para escoger a Carmina Llumà, alegando que era su candidata preferida por sus conocimientos en urbanismo ya que había sido secretaria general de Política Territorial con el tripartito, y añadió que nadie la presionó para tomar esta decisión.

En su declaración negó haber hablado o recibido llamadas de Manuel Bustos y de su hermano, aunque sí admitió haber hablado del proceso de selección del puesto con el exsecretario de organización del PSC y diputado del Parlament Daniel Fernández.

Lo hizo en dos ocasiones: una primera para informarle de que estaba buscando a una jurista de urbanismo que debía abordar las problemáticas urbanísticas heredadas en el municipio, y una segunda vez para explicarle que su candidata preferida era Llumà.

LA EVALUADORA ADMITE PRESIONES

Quien sí admitió el viernes presiones fue la psicóloga responsable del informe de evaluación de Llumà: explicó que, tras emitir un primer dictamen declarándola 'no apta', mantuvo una reunión en el consistorio a la que asistieron la alcaldesa; el concejal de Urbanismo, Juan Parra; la de Seguridad Ciudadana, Informática, Recursos Humanos, Transportes y Movilidad, Carmen Porro, y el director de Recursos Humanos, Pedro Sarrión.

Según explicaron fuentes judiciales, en esa reunión --que es inhabitual en estos procedimientos y se produjo después de las conversaciones sospechosas entre Bustos y Fernández de mayo de 2012--, la evaluadora recibió presiones y acabó bajando el listón para que fuera apta.