Diputado vasco del PP muestra sus "reservas" ante el hecho de que comentarios en Twitter tengan una sanción penal

Publicado 31/03/2017 13:18:06CET

SAN SEBASTIÁN, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Guipúzcoa y portavoz parlamentario vasco de este partido, Borja Sémper, ha mostrado sus "reservas" ante el hecho de que comentarios en redes sociales como Twitter, "absolutamente censurables y rechazables desde el punto ético y moral y que provoquen rechazo y asco infinito", conlleven "una sanción penal".

Sémper se ha referido en estos términos en un desayuno informativo en San Sebastián preguntado por los periodistas sobre la condena por la Audiencia Nacional (AN) a un año de prisión y siete de inhabilitación absoluta por humillación a las víctimas del terrorismo a Cassandra Vera con sus comentarios en Twitter sobre el asesinato a manos de ETA del almirante Luis Carrero Blanco, presidente del Gobierno con el dictador Francisco Franco.

El portavoz del PP ha opinado que "en este país tenemos que relajarnos un poco con respecto a la libertad de expresión". "Llevamos un tiempo de tensión provocada en Twitter inaceptable y creo que hay determinadas manifestaciones que, por muy descabelladas y cretinas que sean, no tengo del todo claro que tengan que tener una sanción penal", ha indicado.

Además, ha considerado que Vera "tiene un odio hacia todo, hacia los niños, políticos, desea la muerte de gente", algo que ha calificado de "descabellado", por lo que "tendrá que reflexionar sobre su vida y relajarse", pero "de ahí a que haya una sanción penal", ha señalado tener "serias dudas", eso sí, matizando que aún no ha leído la sentencia condenatoria de la AN.

El dirigente del PP ha reflexionado sobre el hecho de que "Twitter se está convirtiendo en un lodazal en el que parece que cualquiera puede decir lo que le venga en gana y meterse con quien le venga en gana y desear la muerte indiscriminada de personas".

"Lo que tenemos que interiorizar es también que Twitter no es twitter, es una plaza", ha afirmado, para añadir que "igual que nos parecería tremendo que alguien fuera con un micrófono y un altavoz" a la calle y "empezara a desear la muerte de no sé quien", algo que "nos violentaría de manera inaceptable, nos incomodaría y no nos parecería razonable", la red social citada es "la plaza".

Para Sémper, "esto hay que interiorizarlo", porque "no se puede decir cualquier cosa en Twitter, como no se puede decir cualquier cosas en la calle". "Otra cosa es que haya determinados comportamientos que siendo absolutamente censurables y rechazables desde el punto ético y moral, y que provoquen rechazo y asco infinito, que tenga una sanción penal, tengo mis reservas", ha insistido.

No obstante, ha recordado que los jueces "dictan sentencia ajustada a derecho" y, por tanto, la condena de Vera se ha hecho "en base a derecho". Tras recordar que el Código Penal español lo aprueba el parlamento, los políticos, ha considerado que en estos momentos no hay "capacidad suficiente" para debatir sobre estos temas "con tranquilidad y altura de miras" en ese ámbito.

Al respecto, ha destacado que "sobre esto, sobre Twitter, la libertad de expresión y el respeto tenemos que echar el freno de mano y reflexionar". "Me da mucha pena que una red social como es Twitter se haya convertido en un lodazal en el que no hay lugar para la reflexión y en la que lo que realmente tiene relevancia es el exabrupto, insulto y este tipo de barbaridades", ha insistido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies