El director de la Guardia Civil espera que protestas por ajustes sean "dentro de un orden"

Actualizado 13/07/2012 14:02:46 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha asegurado que espera que si se producen manifestaciones en protesta por las últimas medidas de ajuste adoptadas por el Gobierno, éstas se produzcan "dentro de un orden".

"Vivimos en una sociedad democrática y esperemos que esto no llegue a mayores y que todas las manifestaciones y reivindicaciones que pueda haber sean dentro de un orden", ha afirmado en declaraciones a la Cadena Cope, recogidas por Europa Press.

Fernández de Mesa ha señalado que los sindicatos "que han estado callados durante siete años" mientras subía el paro hasta alcanzar los 5,5 millones de desempleados dicen ahora, "cuando hay un Gobierno que está tomando medidas, aunque sean muy duras, que aquí va a ser el caos".

En este punto, ha recordado que fue delegado de Gobierno en Galicia y, en aquella época, "la izquierda ya se echó a la calle con cualquier motivo". "Lo que no podían ganar en las urnas lo intentaban ganar en la calle", ha apostillado.

Por ello, ha dicho que no le extrañaría "nada" que se volviera a llevar a la calle "toda la conflictividad que pueda haber en este momento por las medidas que está tomando el Gobierno".

CONFLICTO MINERO

El director general de la Guardia Civil también ha hecho referencia al conflicto minero y a los incidentes que se están produciendo con los agentes, y ha explicado que se están utilizando lanzacohetes incluso contra helicópteros de la Benemérita.

"Tengo constancia de dos heridas con bolas de goma que trataron de asociarse a disparos de la Guardia Civil. Hablé con los comandantes de Gijón y de León y adaptan estos lanzacohetes a cualquier tipo de proyectil. Antes eran para bolas de golf, que utilizan las más duras y las más fuertes, y ahora las están adaptando para poder relanzar bolas de goma de la policía o rodamientos", ha señalado.

Por eso ha dicho que cuando actúan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, "actúan con todas las consecuencias". "Lo que no se puede permitir es que quienes tratan de imponer el orden y la ley sean tratados de la manera en que están siendo tratados. Respaldo absolutamente las actuaciones de la Guardia Civil. Comprendo la reacción que puede haber pero todo tiene un límite", ha concluido.