La divorciada a la que el Juzgado embargó dos tercios del sueldo entrega a su hijo al padre por falta de medios

Actualizado 02/01/2008 14:26:00 CET

VALLADOLID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

La vallisoletana A.M.M.L, divorciada y con un niño de quince meses a su cargo a la que el Juzgado de Primera Instancia número 3 dejó con poco más de 300 euros para vivir, al retenerle casi dos tercios de su sueldo con el fin de que ésta afronte los impagos de la hipoteca que se comprometió a seguir sufragando al 50 por ciento junto con su ya ex marido, se ha visto obligada a entregar al pequeño a su anterior pareja ante la imposibilidad de hacer frente a su manutención.

La situación de desamparo de la mujer ya fue denunciada hace unos meses por la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Valladolid (Adavasymt), cuya letrada, Ángela de Miguel Sanz, no descartó entonces que la afectada pudiera verse abocada a entregar al menor tras ver cómo una nómina de 1.000 euros quedaba reducida a unos 300 por auto judicial, tras serle retenidos 531 euros correspondientes al 50 por ciento de la hipoteca de la casa y otros 50 euros más en concepto de la deuda acumulada por impagos anteriores.

De Miguel, en declaraciones a Europa Press, explicó que la situación se ha agravado aún más a raíz de que la titular de Primera Instancia número 3, por auto de fecha 21 de diciembre de 2007, además de entregar la custodia del menor al padre impusiera a la madre la obligación de pagar 250 euros en concepto de manutención y ni siquiera estableciera el régimen de visitas.

La abogada criticó además que el auto ha sido dictado por la juez sin consultarla antes y tras pedir únicamente la opinión del Ministerio Fiscal, de ahí que anunciara su propósito de recurrirlo ante la Audiencia de Valladolid para que "al menos se reduzca el importe de la pensión, dado que no cuenta con suficientes ingresos, y se acuerde un régimen de visitas".

El problema arranca de la separación de la pareja, cuya disolución se hizo efectiva el 11 de junio de 2007, cuando apenas había cumplido un año de matrimonio, y ya entonces en la sentencia de divorcio las partes acordaron seguir sufragando al 50 por ciento la hipoteca de la casa en la que actualmente residen la mujer y el hijo de ambos, de 15 meses.

POR DEBAJO DEL SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL.

Sin embargo, desde un principio A.M.M.L. se vio incapaz de atender dichos pagos debido, según su abogada, a que el marido se llevó todos los ahorros que poseía la unidad familiar y dejó a ésta un gran número de deudas que a día de hoy sigue pagando. Y es que, pese a recibir 370 euros mensuales de su ex en concepto de manutención del hijo, los gastos de guardería que sufraga puntualmente--otros 300--y los 581 euros citados que se le descuenta de su nómina la dejan con ingresos por debajo del salario mínimo interprofesional.

Es precisamente esta circunstancia la que llevó a su abogada a recurrir la decisión del Juzgado de Primera Instancia 3--es uno de los tres de Familia que hay en Valladolid--, si bien la juez, por auto de 21 de septiembre y providencia de 5 de octubre del pasado año, no admitió los recursos de reposición y subsidiario de apelación ante la Audiencia provincial, respectivamente, presentados.

La letrada apuntó que inicialmente la juez de Familia acordó retener a su patrocinada 150 euros por el impago de la hipoteca, algo "comprensible" y dentro de los límites legales en proporción a la nómina de la afectada, si bien denunció que su posterior resolución, consistente en el embargo de 581 euros del sueldo, infringe el artículo 607.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, "que declara la inembargabilidad del sueldo por encima del mínimo interprofesional".

De Migue Sanz, que calificó de "inconcebible" la postura de la juez, recordó que en este tipo de decisiones provocan un grave perjuicio no sólo a la madre sino también al hijo, "al que siempre es preciso proteger. En este país, pese a las deudas, la Constitución garantiza un mínimo vital para subsistir, y en este caso la juez se está saltando la ley por el impago de una hipoteca", censuró la letrada.

De forma paralela a dicho proceso, la afectada tiene presentada denuncia contra su ex marido por delito de malos tratos. Actualmente en proceso de instrucción, la denuncia desembocará en un juicio que se verá, en fecha aún por concretarse, en uno de los juzgados de lo penal de la ciudad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies