Dos años de cárcel por hacerse pasar por ganadero y pagar reses con un cheque sin fondos en Santander

 

Dos años de cárcel por hacerse pasar por ganadero y pagar reses con un cheque sin fondos en Santander

Actualizado 17/06/2010 16:44:11 CET

SANTANDER, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha condenado a F.G.C. a dos años de prisión por un delito de estafa, al hacerse pasar por un tratante de ganado y pagar una operación de venta de reses con un pagaré que luego resultó que carecía de fondos.

Los hechos sucedieron en marzo de 2006, cuando el condenado acudió al establo de un ganadero con quien previamente había llegado a un trato en el mercado de ganados de Torrelavega.

En principio, el acuerdo consistía en la compra de tres reses de vacuno por un importe de 2.202, de los que abonó en el momento de la entrega un total de 417 euros.

El acusado manifestó que el resto lo cumpliría con un pagaré, por un importe de 1.785 euros, fondos que luego el banco confirmó que no tenía. Para entonces, F.G.C. ya tenía en su poder el ganado, que se había llevado en un camión.

Para el condenado, lo que sucedió en realidad fue un incumplimiento civil y no una estafa, ya que, según alegó, pensaba disponer de fondos en el momento del cobró y, por tanto, no extendió el citado pagaré sabiendo que iba a carecer de dinero.

La Audiencia incide en que el acusado se presentó como tratante de ganados y aparentó ser una persona "solvente y cumplidor", además de conocedor de las costumbres de pago entre los ganaderos de la zona, motivo por el cual, pese a que lo habitual es el pago íntegro en metálico, decidió entregar una parte para "vencer las reticencias" del vendedor.

Pero en realidad, la cuenta bancaria no había tenido ningún tipo de movimiento en los dos últimos años, y el condenado realizó todos los trámites, incluyendo la baja de las reses en la explotación del denunciante, en el mismo día.

Esta sentencia rechaza un recurso contra un fallo anterior e impone al condenado una pena de dos años de prisión y una indemnización por importe de 1.838 euros al ganadero estafado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies