Dos 'grapo' acusados de robar un banco en Murcia admiten los hechos y niegan haber entregado el dinero al tercer acusado

 

Dos 'grapo' acusados de robar un banco en Murcia admiten los hechos y niegan haber entregado el dinero al tercer acusado

Actualizado 17/06/2010 20:03:58 CET

El fiscal pide 29 años para Clemente y García Vidal y 7 para Arango, al que la Policía sitúa al frente de los GRAPO cuando se le detuvo

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Dos miembros de los Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre (GRAPO), Israel Clemente y Jorge García Vidal, reconocieron hoy ante la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional haber robado un banco en Murcia de 2007 tras secuestrar a su interventor, pero negaron haber entregado el dinero al tercer procesado en este juicio, Manuel Ramón Arango, quien rechazó ser parte de los GRAPO y se identificó como miembro del Partido Comunista Español reconstituido, PCE(r), brazo político de la organización terrorista.

El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de integración en organización terrorista (por el que solicita 10 años de cárcel), otro de detención ilegal (12 años) y un tercero de robo con finalidad terrorista (7 años), que atribuye a Clemente y García Vidal. A Arango le imputa sólo este último delito.

Durante la primera sesión del juicio, García Vidal explicó que, junto a su compañero, recopiló información de un trabajador de CajaMar, Pedro José Valverde Megías, y eligieron el día 7 de marzo de 2007 para "ejecutar la expropiación de los fondos de esa entidad bancaria".

Para ello, abordaron al interventor de la caja en el portal de su casa y lo llevaron en su propio vehículo al banco, del que lograron llevarse 34.666 euros. Incluso recordó que a la entrada de la entidad bancaria había un mendigo, al que refirió como "una de las múltiples personas que el sistema capitalista deja en la indigencia".

García Vidal reconoció que fue una "operación militar" que estaba "muy prevista" y explicó que el dinero obtenido se entregó a la organización para sufragar gastos de "infraestructura", comprar armas, municiones, herramientas y ordenadores y para "comer". "Porque hay que comer también", afirmó.

"SIEMPRE ME METEN A UN MIEMBRO DEL PCE-r"

El miembro de los GRAPO negó en todo momento que ese dinero se entregara a Arango, al que desvinculó con la organización. "Siempre intentan meter a algún miembro del PCE-r en las causas en que yo estoy imputado", afirmó García Vidal, para después insistir en que no entiende "por qué está aquí".

Además, a preguntas de su abogado, explicó que los entre 9.000 y 12.000 euros que le incautaron en su casa tras su detención procedían de este atraco. García Vidal quiso declarar en gallego, por lo que el juicio tuvo que ser interrumpido para que pudiera acudir una intérprete, cuya intervención fue solicitada, no obstante, en contadas ocasiones. "Se le entiende muy bien", aseguró la presidenta del tribunal, Angela Murillo.

Por su parte, Arango negó haber participado en estos hechos y también rechazó que los GRAPO tengan alguna relación con el PCE(r), del que forma parte desde 1975 y en cuyo comité de propaganda se encontraba cuando fue arrestado. "Soy un luchador antifascista y revolucionario", dijo.

No obstante, admitió conocer a García Vidal, con el que se reunió tres meses después del atraco para hablar de la situación política en España y el proceso de paz con ETA. A la pregunta del fiscal de si en ese encuentro hablaron del atraco, Arango respondió: "Estoy en un partido comunista y bastantes problemas tenemos en el PCE(r) como para hablar de acciones armadas".

Sobre el documento que se encontró en su casa con anotaciones de contabilidad y en el que se registró una cantidad similar a la robada en Murcia con la misma fecha en que se produjo el atraco, el militante comunista lo atribuyó a una "casualidad", porque el dinero del PCE(r) "no llega de GRAPO".

ARANGO, MÁXIMO JEFE DE LOS GRAPO

No es ésta la tesis de la Policía, que considera que, en el momento de la detención, Arango era el máximo jefe de los GRAPO y el receptor y distribuidor del dinero que el resto de miembros del grupo obtenía.

Uno de los agentes de la Guardia Civil que elaboró un informe de conclusiones tras la operación, y que declaró en la vista oral como testigo, defendió que los GRAPO y el PCE(r) están vinculados, como así lo ha recogido una sentencia de la Audiencia Nacional y ha corroborado el Tribunal Supremo.

Según este guardia civil, Clemente era el "jefe del comando armado" de los GRAPO, mientras que Arango ascendió al máximo mando de la organización después de las operaciones de 2000 y 2002 que descabezaron a la banda.

El juicio continuará mañana con la declaración del trabajador de CajaMar que fue secuestrado y está previsto que quede visto para sentencia en la misma sesión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies