Dos presuntos miembros de Segi se enfrentan mañana a 14 años de cárcel en la AN por atacar una estación de tranvía

Actualizado 26/01/2011 19:35:01 CET

La Audiencia Nacional también sienta este jueves en el banquillo a un acusado de quemar un autobús en 2008

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará este jueves a los presuntos miembros de Segi Ekaitz Samaniego y Adrián Donnay, acusados de atacar con un 'cóctel molotov' en septiembre de 2009 la estación del tranvía de Vitoria y para quienes la Fiscalía solicita sendas penas de 14 años de cárcel.

El fiscal Miguel Ángel Carballo considera a Samaniego y a Donnay autores de un delito de pertenencia a la organización terrorista y otro de incendio terrorista y pide que los imputados indemnicen con 54.140,44 euros a la empresa Eusko Trenbideak Ferrocarriles Vascos S.A. por los daños causados en el ataque.

Según el relato de hechos probados, los acusados, bajo la dirección del jefe superior de la organización juvenil 'Segi' Jagoba Apaolaza, arrojaron un artefacto incendiario contra una marquesina y una máquina expendedora de billetes de la estación del tranvía 'Gernikako Arbola', ubicada en el número 39 de la calle Angulema y próxima a las Juntas Generales de la localidad de Vitoria.

Un testigo presenció la huída de los jóvenes y dio aviso a la Ertzaintza. Los agentes detuvieron quince minutos después a Samaniego, quien gritó en repetidas ocasiones 'Gora ETA' en el momento del arresto.

En la mochila que portaba aparecieron las huellas de Adrián Donnay, en cuyo domicilio los investigadores incautaron, entre otros efectos, diversas pegatinas con el símbolo de Segi y en las que se observaban los rostros del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el juez Baltasar Garzón, o el presidente francés, Nicolás Sarkozy.

Asimismo, los agentes hallaron durante el registro del domicilio de Samaniego varios documentos a favor de los presos de ETA, boletos de rifas en apoyo a los colectivos contra el Tren de Alta Velocidad o un zutabe de ETA.

MUESTRA BIOLÓGICA EN UN "PORRO"

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional juzgará también este jueves a Lain Blanco Goicoetxea por un delito terrorista de daños causados mediante incendio que habría cometido, en compañía de otros tres jóvenes, al quemar un autobús la noche del 29 de septiembre de 2008 en San Sebastián. El Ministerio Público pide 3 años de cárcel para el acusado y que éste indemnice al Consorcio de Compensación de Seguros con 67.347,76 euros.

Según el fiscal Luis Barroso, cuatro jóvenes encapuchados escondidos tras unas zarzas obligaron detener la marcha al conductor de un autobús de la Compañía del Tranvía de San Sebastián. Tras desalojar a los viajeros, estos individuos calcinaron el vehículo, causando unos daños que ascendieron a 67.347,76 euros. Un comunicante anónimo asumió la autoría en el periódico 'Gara' días después de la acción.

En las inmediaciones del lugar de los hechos, la Ertzaintza localizó un guante de látex con restos biológicos. Los investigadores analizaron un "porro" que el sospechoso Lain Blanco arrojó días después al suelo y descubrieron que la muestra coincidía con el perfil genético del guante localizado en la inspección ocular efectuada tras el ataque contra el autobús.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies