Dos presuntos yihadistas se enfrentan mañana a 8 años de cárcel por exhortar a la Yihad

Contador
Sede de la Audiencia Nacional de la calle Génova
EUROPA PRESS
Publicado 13/02/2018 17:00:04CET

Uno de ellos, detenido en marzo del año pasado en Barcelona, captó a su novia 'skin' y la convenció de que había que morir por Alá

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Nacional acoge este miércoles y jueves el juicio contra dos presuntos yihadistas que se enfrentan a una pena cada uno de ocho años de prisión por el delito de adoctrinamiento terrorista al exhortar a hacer la Yihad y a morir en combate.

De acuerdo con el escrito de la Fiscalía, los dos acusados --que responden a la identidad de Tarik A y Rachid E.F-- eran amigos "en avanzado grado de radicalización" y compartieron en sus cuentas de Facebook y Youtube comentarios, documentos y vídeos en los que se legitimaban los principios del Estado Islámico con el objetivo de captar adeptos y cometer actos terroristas.

El Ministerio Público solicita para cada uno 14 años de inhabilitación absoluta y condena subsidiaria de siete años de cárcel por los delitos de autoadoctrinamiento terrorista y enaltecimiento. Los dos acumulan condenas de prisión previas, en el caso de Tarik de nueve meses por delito de lesiones y de Rachid de dos años por delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Respecto a Tarik, el Ministerio Público relata cómo sus publicaciones en Facebook demuestran una radicalización desde noviembre de 2016, cuando empieza a publicar prácticamente a diario. El contenido incluía imágenes de cadáveres o del logotipo del Estado Islámico acompañado de un texto en el que se anima a los 'muyahidín' a sacrificar sus vidas en combate contra los chíies.

También dijo que el Corán y la 'Sharia' son la constitución del muyahidín y animó a coger las armas y disparar sin temer; todo ello como comentario a unas imágenes en las que se muestra el funcionamiento de un rifle de larga distancia de nombre Sham.

MENOSPRECIO A LA VIDA: "VAS A MORIR"

El acusado estaba suscrito a 63 canales de contenido yihadista en la plataforma de Youtube donde exhibía escenas bélicas y testimonios de religiosos icónicos del Yihadismo combativo. Además recogió un sermón con mensaje de odio y menosprecio a la vida: "Si eres un niño vas a morir y si eres un joven vas a morir también y si eres un viejo también vas a morir", reza.

También recoge en su cuenta otros vídeos titulados 'El Estado Islámico desde el final hasta el inicio' o 'No aplicar la Sharia es ateísmo', este último sobre una entrevista al predicador radical egipcio Wadji Ghanin. Respecto a unas imágenes en las que se habla de los homosexuales en los países árabes dijo: 'Malditos, con la ayuda de Dios os vamos a degollar a todos'.

MUY ACTIVOS EN REDES SOCIALES

Los investigadores se incautaron en el registro efectuado en sus respectivos domicilios de un teléfono móvil con abundante material con vídeos del Estado Islámico en el caso de Tarik y de dos teléfonos móviles con acceso a sus dos perfiles de Facebook, dos cuentas de Whatsapp y otras dos de Youtube en el caso del otro acusado. Rachid también tenía abundante material incitando a la acción violenta, a favor de la 'Sharia' y con cánticos como el nasheed' con propaganda yihadista.

Las intervenciones telefónicas pusieron de manifiesto que ambos "eran consumidores de vídeos yihadistas" y éstos eran enviados en ocasiones a terceras personas con las que posteriormente comentaban su contenido.

La autorización de un agente encubierto informático para interactuar en las redes con Rachid permitió detectar más de una treintena de publicaciones que contenían imágenes explícitas de abusos, muertos, torturas y ejecuciones de población musulmana en Siria, Birmania, Palestina o Irak y cuyo fin era victimizar a los musulmanes.

En el auto de la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela por el cual se acordó prisión provisional para ambos tras su detención, la juez relata cómo Tarik había captado a su novia, que antes vestía con estética 'skin', para introducirla en la Yihad. La joven, según el escrito de acusación de la Fiscalía, había formado parte de un grupo neonazi antes de conocer al acusado.