Duran aboga por que Cataluña "huya del debate vasco", que "corre el riesgo de contaminar toda la política española"

Actualizado 05/10/2007 16:39:49 CET

BARCELONA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CiU y líder de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, abogó hoy por que Cataluña "huya tanto como pueda del debate vasco", señalando que los intereses catalanes "son otros" y "se han de defender de otra manera".

Asimismo, alertó de que el debate abierto a raíz de la propuesta de consulta popular del lehendakari, Juan José Ibarretxe, "corre el riesgo de contaminar toda la política española".

En su carta web semanal a los militantes de Unió, Duran expresó su "respeto" a la propuesta de Ibarretxe, aunque dijo no saber "si servirá para el pueblo vasco", pero remarcó que, en todo caso, Cataluña debe defender sus intereses "a la catalana, y no a la vasca".

"Ya está suficientemente cargada la atmósfera como para añadirle aún más rayos y truenos", dijo Duran, y señaló el "riesgo" de que el debate vasco centre toda la política española "hasta las elecciones" generales.

"¿Hay alguna persona que crea sinceramente que a nosotros nos interesa que Cataluña quede una vez más diluida en la confrontación entre el PP y el PSOE a raíz de la cuestión vasca?" preguntó. Respondió que él no lo cree y advirtió de que en el Congreso tratará de que "los intereses y la estrategia de Cataluña floten en el debate político y no las de Euskadi". "Y lo haremos, además, a la catalana, no a la vasca", insistió.

Duran señaló que "siempre hay quien cree que a Euskadi le van mejor las cosas", y, aunque admitió que el País Vasco tiene concierto económico y Cataluña no, remarcó también que Cataluña "no tiene violencia y ellos sí". "Y si Ibarretxe hace esta propuesta es porque ellos tienen violencia, y nosotros, afortunadamente, no", agregó.

"NO TODAS LAS CULTURAS SE MERECEN RESPETO".

El líder de UDC se refirió también, en su carta web, a la utilización del pañuelo islámico, para insistir en que no está de acuerdo con su uso en la escuela y volver a reclamar "un debate en profundidad sobre estas cuestiones".

Duran reiteró también su oposición a la "multiculturalidad" y, aunque reconoció que "suena políticamente incorrecto", consideró que la cultura occidental "es superior a la de los que no defienden la dignidad y la igualdad" de las personas.

"No todas las culturas se merecen respeto, ni todas merecen el mismo respeto. Pienso que la nuestra, fundamentada en el humanismo, en la libertad y en la persona, hombre o mujer, es superior a la de los que niegan esta dignidad e igualdad", afirmó.

En este sentido, aseguró no "arrugarse" cuando el presidente de ICV-EUiA, Joan Saura, le llama "racista" o cuando el presidente de la Junta Islámica Catalana, Abdennur Prado, le califica de "sectario y prepotente". Insistió en la "obligación" catalana de "garantizar la libertad de la mujer musulmana" y, en este sentido, dijo no aceptar "ni una lección" de Prado.

"No es verdad, como él dice, que queramos basar nuestro concepto de nación en la religión. Los que hablan de Estado y religión son otros. En cambio, sí soy muy celoso de que el futuro de nuestro país se siga fundamentando sobre nuestra cultura, abierta como ha sido siempre a enriquecerse con la de otros, pero no a ser sustituida por otros", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies