Durán dice que CiU "no tiene vocación de plañidera" y que "no le queda más remedio que mirar hacia el futuro"

Actualizado 11/11/2006 23:40:04 CET

BARCELONA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Comité de Gobierno de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran i Lleida, se refirió hoy a la reedición del tripartito, que ha dejado fuera del Gobierno a CiU pese a ganar las elecciones, y dijo que la federación nacionalista "no tiene vocación de plañidera". "Lo que ha pasado ya es pasado, nos duele, pero no nos queda otro remedio que mirar el futuro con optimismo e ilusión", añadió.

Duran hizo una llamamiento a "todos los catalanistas que comparten nuestro modelo de sociedad" y dijo que "ahora es la hora de mojarse". "En Unió no nos interesan todos los nacionalistas, sino aquellos que, más allá de la defensa nacional, comparten nuestros planteamientos de modelo de sociedad", aseveró.

El líder democristiano hizo estas declaraciones en el marco de la cena conmemorativa del 75 aniversario de Unió en el Palacio Nacional de Montjuïc, al que asistió un millar de personas de la sociedad civil catalana y de diferentes fuerzas políticas de Catalunya.

Durante su parlamento, Duran destacó el "coraje" de los fundadores de UDC y quiso dejar claro que, desde el principio, "Unió no es sólo un partido nacionalista", sino que es "compatible" con "una propuesta para el conjunto español". Defendió "la legitimidad del independentismo, dentro y fuera de Unió", pero remarcó que "Unió no tiene un proyecto secesionista del Estado".

"Lo que siempre ha propuesto es organizarlo como una confederación que respete el hecho nacional catalán y la libre decisión de sus ciudadanos. Defendemos un nacionalismo integrador, que nunca ha excluido ni excluirá por razones de lo que piensen, de lo que voten, de la lengua o cultura a la que pertenezcan o del lugar donde hayan nacido o vivan", agregó.

MEMORIA HISTÓRICA

En referencia a los primeros años de Unió, coincidiendo con la Segunda República, Duran subrayó la "lealtad absoluta que Unió tuvo a los gobiernos de la Generalitat" y consideró que "tenemos más autoridad moral que muchos, al menos como el que más, para denunciar el uso sectario de la memoria histórica que hacen algunos".

Duran se refirió así al actual Gobierno catalán en funciones y al conseller Joan Saura y añadió que "no todas las víctimas de la República fueron mártires del franquismo", sino que "gente de Unió y no de Unió" fue asesinada "por defender sus principios cristianos".

El líder de Unió se manifestó "en contra de la división del país en dos bloques, sea nacionalistas o no nacionalistas, sea derechas o izquierdas" algo que, en su opinión, sucede ahora en Catalunya y España. Ante ello, proclamó la necesidad de una "política de consenso y de respecto al adversario".

SALUDOS DE ÁNGELA MERKEL

Durante el acto se emitió un vídeo con saludos de personalidades de diferentes políticos internacionales, como la cancillera alemana Angela Merkel, que felicitó a Duran y al conjunto de Unió por el 75 aniversario.

Merkel destacó que "sois uno de los partidos democratacristianos más antiguos de Europa y tenéis una larga historia de fidelidades en vuestros principios". La cancillera subrayó "la colaboración entre nuestros partidos" y felicitó a Unió por "haber ganado las elecciones catalanas".

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, también destacó la importancia del acto de hoy y subrayó la apuesta europeísta de Duran, al igual que el presidente del PPE en el Parlamento Europeo, Hans-Gert Pottering.

El presidente electo de México, Felipe Calderón, dijo que "de la misma manera que Acción Nacional en México, Unió puede sentirse honrada de tener un historial plenamente democrático y lleno de episodios, muchos de ellos heroicos, profundamente reveladores de un espíritu hondo de responsabilidad cívica".

ASISTENTES DEL DISTINTOS ÁMBITOS

Entre los asistentes figuraron personalidades que han recibido la Medalla Carrasco i Formiguera, como Hilari Raguer, Maria Roca (viuda de Anton Cañellas), el ex lehendakari José Antonio Ardanza, y el obispo auxiliar de Barcelona Joan Carrera.

El ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, y el presidente de CDC, Artur Mas, estuvieron presentes en el acto democristiano, al igual que Manuela de Madre (PSC), Joan Ridao (ERC), Josu Jon Imaz (PNV), Xavier Trias (CiU), Ildefonso del Olmo (Partido Andalucista) o Maria Antonia Munar (Unió Mallorquina), entre muchos otros.

Del ámbito económico asistieron Xavier Ferrero (Nutrexpa), Víctor Campdelacreu (Pimec) o Javier Sebastián (grupo Tarradellas). Hubo representantes sindicales como Josep María Álvarez (UGT), Jesús González (CC.OO.), Antonia Gil (USOC) o Jordi Fayos (CSTC).

Del mundo de la cultura acudieron el escritor y periodista Xavier Bru de Sala; el catedrático de Sociología de la Universitat de Barcelona, Artur Juncosa; el catedrático de Historia de la Universitat Autònoma de Barcelona, Joan B. Culla, o el vicerrector de la Universitat Ramon Llull, Albert Sáez.

También estuvo representado el mundo del deporte con el presidente del RCE Espanyol, Daniel Sánchez Llibre; el presidente del Club Joventut Badalona, Jordi Villacampa, o el conseller del Nàstic de Tarragona Raül Font, entre otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies