Duran i Lleida (CiU) critica la falta de "liderazgo" de Zapatero al abordar el proceso

Actualizado 06/01/2007 0:22:26 CET

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CiU y líder de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida, criticó hoy la falta de "liderazgo" demostrada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante los meses de vigencia del alto el fuego de ETA.

En declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, el líder de CiU subrayó que el liderazgo "se ejerce a veces más con los silencios que con las palabras" y recordó a Zapatero "un presidente del Gobierno tiene que ser muy prudente al decir ciertas cosas".

"Uno puede estar muy seguro de lo que él controla pero hablar en los términos que se ha hablado públicamente del porvenir y del futuro del terrorismo me parece un poco atrevido", consideró Duran i Lleida, quien recalcó además que en este proceso "ha faltado mucho la discreción".

En la misma línea, destacó que "se es presidente del Gobierno para que cuando sucedan" acciones como la explosión de una furgoneta bomba en el aeropuerto de Madrid, que se ha saldado con dos víctimas mortales, "se reaccione con capacidad de liderazgo". "Yo no he visto esa capacidad en la reacción del presidente como no la vi en la vigilia del atentado", opinó.

El líder de CiU señaló, además, que "evidentemente" se echan de menos detenciones tras el atentado, algo que consideró "sorprendente", y destacó algunos "fallos" como el hecho de que pasara inadvertido el robo del vehículo y el secuestro de su propietario en Francia. "No quiero cargar las tintas contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ni contra el Ministerio de Interior", matizó Duran i Lleida, quien añadió que contra quien hay que cargarlas es contra ETA.

El dirigente catalán hizo hincapié en que el proceso abierto tras el alto el fuego de ETA "está liquidado", y no por culpa del Gobierno sino de la banda terrorista, porque con violencia no puede haber diálogo. "Nadie debe cerrar los ojos y ocultar la cabeza debajo del agua", añadió.

El líder de CiU abogó por encontrar "otro marco" para acabar con ETA que no sea el Pacto por las Libertades y Contra el Terrorismo y en el que se prescinda de "intereses partidistas" y que esté guiado "por el sentido común". "Lo importante --subrayó-- es que este diálogo entre partidos no se haga delante de los medios de comunicación porque es un tema muy delicado".

Por último, pidió a todos los partidos la "máxima imaginación, sentido común y generosidad" para alcanzar una solución entre todos que permita acabar definitivamente con la violencia de ETA.