EB afirma que el "derecho a veto" que se reserva el PSE en su informe "invalida cualquier avance hacia la normalización"

Actualizado 15/02/2006 13:11:52 CET

VITORIA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Presidencia de EB-Berdeak, Mikel Arana, consideró hoy que el "derecho a veto" sobre la capacidad de decisión de los vascos que se reserva el PSE-EE en su informe sobre pacificación "invalida cualquier avance hacia la normalización política". No obstante, reconoció que el texto incluye otros "avances", como que los socialistas "acepten sentarse con la izquierda abertzale en una mesa".

En una rueda de prensa ofrecida en Vitoria, Arana lamentó que el documento del PSE se remita al Pacto de Ajuria Enea y consideró que la referencia a aquel acuerdo "no es de recibo". El dirigente de EB justificó su posición en que los socialistas y el PP "se encargaron de enterrar" el pacto "cuando el resto de formaciones abogábamos por un proceso de diálogo democrático".

Además, denunció que la "mayoría transversal" que reclaman los socialistas "implica un derecho a veto de esta formación política respecto al derecho que le asiste a la sociedad vasca a elegir libre y democráticamente su futuro".

Para Arana, "la capacidad de veto que se reserva el Partido Socialista en una mesa de diálogo no es democrática" y atenta contra "el sentir mayoritario de la sociedad vasca", que a su juicio "apuesta permanentemente por el derecho a decidir".

El dirigente de EB lamentó que el texto de los socialistas vascos "no recoge en ningún momento la consulta popular", a la que definió como un "mecanismo democrático que permite conocer cuál es la voluntad de la sociedad sobre la normalización política y la convivencia plural".

De todas formas, destacó que el informe contiene un elemento "positivo", como el hecho de que el PSE "acepte ahora sentarse con la izquierda abertzale en torno a una mesa". A pesar de este "avance", Arana subrayó que "la negativa de los socialistas a reconocer el derecho a decidir como una opinión democrática invalida de facto cualquier avance hacia la normalización política en Euskadi".

A su juicio, esa normalización "pasa necesariamente por el reconocimiento del derecho a decidir, su incorporación al ordenamiento jurídico y su ejercicio mediante consulta popular".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies