EB Berdeak dice que no es Batasuna quien define la "irreversibilidad o no irreversibilidad del proceso"

Actualizado 04/08/2006 13:49:41 CET

Reclama al Gobierno central el acercamiento de presos y la derogación de la Ley de Partidos porque "impulsarían el proceso"

BILBAO, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Presidencia de EB Berdeak, Mikel Arana, afirmó hoy que no es Batasuna quien define la "irreversibilidad o no irreversibilidad del proceso" y advirtió de que es la sociedad vasca la que no aceptaría "que la violencia volviera a Euskadi".

En declaraciones a Europa Press, se refirió al actual momento político y a las manifestaciones de algunos dirigentes de Batasuna como Pernando Barrena, quien ayer afirmó que la ausencia de violencia "no es irreversible".

Arana cree que este tipo de declaraciones son mensajes dirigidos a sus bases internas más que "amenazas reales". El dirigente de EB aseguró, no obstante, que no es Batasuna quien define "la irreversibilidad o no irreversibilidad de un proceso" sino que es la propia sociedad vasca "la que tiene muy claro que el problema de la violencia se debe resolver".

"No estaría en condiciones la sociedad vasca de aceptar que la violencia volviera en Euskadi. Es la sociedad vasca la que tiene muy claro que el proceso es irreversible porque, de lo contrario, este tipo de situaciones podrían generar nervisiosismos si no estuviera muy claro que los vascos no aceptaremos la vuelta a la violencia", añadió.

El dirigente de la formación de izquierdas aseguró que declaraciones como la de Barrena "no aportan nada" al proceso de paz y de normalización y "no ayudan" a que "las cosas continúen por el camino que se se ha iniciado".

Por otra parte, Arana reclamó al Gobierno central que de "pasos", que, a su juicio, tendría que haberlos dado desde el principio, como la derogación de la Ley de Partidos.

El portavoz de la Presidencia de EB aseguró que es una ley "profundamente antidemocrática y, más, en estas circunstancias". "En el momento en el que la violencia no existe y estamos en un proceso de alto el fuego, la Ley de partidos no tiene ninguna razón de ser", añadió.

Por tanto, cree que el "primer movimiento" que debería hacer el Gobierno es derogar esta ley y también proceder a un acercamiento de presos a cárceles cercanas a su lugar de origen, algo que tendría que haber hecho "hace mucho tiempo".

Arana indicó que el acercamiento de presos supone simplemente "cumplir la propia legalidad". "Ambos movimientos, acercamiento y derogación de la Ley de Partidos, podrían impulsar el proceso de paz y normalización política, podrían ayudar mucho a que se siguieran dando pasos", agregó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies