EB pide a ETA que deje de "autoerigirse" en tutor del proceso de paz y dice que sus comunicados son "obstáculos"

Actualizado 22/06/2006 14:26:12 CET

BILBAO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ezker Batua-Berdeak consideró hoy que ETA debe dejar de "autoerigirse en observador y tutor del proceso de paz" y advirtió de que cada uno de los comunicados que la banda terrorista traslada a la sociedad son "obstáculos nuevos que se introducen al proceso de paz".

El portavoz de la Presidencia de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, y el parlamentario de esta formación Oskar Matute ofrecieron hoy una rueda en Bilbao, en la que valoraron el último comunicado de ETA en el que la banda terrorista exige al Gobierno del PSOE que ninguna ley limite la decisión de los vascos.

En opinión de Matute, "lo mejor que puede hacer ETA es permanecer al margen de un proceso que no le necesita". Según indicó, el protagonista del proceso de normalización política y pacificación debe ser "única y exclusivamente la sociedad vasca, a través de los partidos políticos".

En ese sentido, señaló que será la sociedad vasca la que valide "en las urnas" los acuerdos alcanzados entre las formaciones políticas y advirtió de que "cualquier otra posibilidad se escapa a los límites democráticos y dificulta el propio desarrollo del proceso de paz".

Matute consideró que el verdadero destinatario del comunicado de ETA no es la sociedad española, "del mismo modo que el comunicado de la semana pasada tampoco tenía como destinataria la sociedad francesa", sino que es la izquierda abertzale, sus propias bases y militancia, "en un proceso en el que ETA cree, de manera muy equivocada, que tiene que estar presente haciendo públicas sus posiciones y, de alguna manera, orientando a las bases sociales de la izquierda abertzale".

El dirigente de EB replicó a ETA que "no tiene ninguna capacidad ni legitimidad para reivindicar ninguna demanda política en nombre del pueblo vasco". En ese sentido, criticó que, "una y otra vez, ETA pretende hacerse presente en este debate a través de comunicados y de posiciones públicas, intentando arrogarse la legitimidad y la representatividad del conjunto de la ciudadanía de Euskadi".

Matute dijo a ETA que "lo mejor que puede hacer para contribuir" a que el proceso de normalización política se desarrolle "con normalidad" y para que no se creen "nuevos obstáculos que impidan un desarrollo natural y rápido del mismo es no hacerse presente". "ETA tiene que estar callada y permitir que sean los partidos políticos, incluida la izquierda abertzale, y el conjunto de la sociedad vasca quien decida los tiempos y los marcos de encuentro posibles dentro de este proceso de paz", advirtió.

El parlamentario de EB señaló que la capacidad de los vascos de decidir su futuro "deben dirimirla los propios partidos políticos y, en última instancia, la sociedad vasca, primero en una mesa de partidos y, después, en una consulta popular".

Por ello, insistió en que el papel de ETA "se limita única y exclusivamente al diálogo y la negociación con el Estado en la materia de presos, refugiados, exiliados políticos y desarme". "Esas -reiteró- son las únicas cuestiones en las que ETA tiene que hablar con el Estado y no otras en las que se incluyan contenidos políticos que le corresponden por derecho y en ámbito democrático a los partidos políticos vascos".

Según Matute, las reivindicaciones políticas de ETA "pueden y deben ser delegadas en otras formaciones políticas, en este caso en la izquierda abertzale". Además, afirmó que "cuando antes asuma ETA esta realidad, antes se iniciará el proceso de diálogo entre ETA y el Estado, se constituirá la mesa de partidos y será posible que tengamos la consulta popular como escenario".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies