Echenique defiende el nuevo código disciplinario de Podemos porque da "seguridad jurídica"

Secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique
EUROPA PRESS
Publicado 11/08/2017 12:08:19CET

La dirección lamenta que "hay personas que critican de manera no constructiva, en los órganos y a veces en los medios"

MADRID, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, ha salido en defensa del renovado código disciplinario que ha incluido la Ejecutiva de su formación en los nuevos estatutos, y cuya validez está siendo debatida por la Comisión de Garantías --el órgano que se encarga de velar por el buen funcionamiento de la organización y el buen comportamiento de sus miembros--.

Según Echenique, el polémico reglamento disciplinario, que mantiene dividido al "tribunal" de Podemos, permite que exista "seguridad jurídica" dentro de la organización, ya que da a los miembros la capacidad de apelar y de defenderse antes de ser sancionados.

"Por un lado, tiene que ver con la capacidad de apelar, y también tiene que ver con que las personas tengan claro a qué atenerse", ha explicado en declaraciones a Europa Press, para insistir en que es importante que dentro de un partido haya una norma que indique a sus miembros "qué se puede hacer y qué no se puede hacer".

DEJA CLARO "QUÉ SE PUEDE HACER Y QUÉ NO"

El dirigente 'morado' ha asegurado que en Podemos "la inmensa mayoría de la gente se comporta de una manera normal, amable, orgánica y constructiva", pero ha señalado que en un espacio político "de medio millón de inscritos y decenas de miles de militantes hay de todo". "Por eso tiene que haber una norma que diga qué se puede hacer", ha enfatizado.

"Podemos es amplísimo. Hay personas que debaten de una manera fraternal, discrepando pero sin atacar, comentado las cosas en los espacios en los que hay que comentar, que es primero en los órganos de Podemos, y luego hay personas que no, que critican de manera no constructiva, en los órganos y a veces en los medios", ha rechazado.

"Esto no es ya que no nos guste a los de Podemos, es que no le gusta a la gente en general. La gente no quiere partidos políticos en los cuales sus miembros se dediquen a la gresca", ha avisado, al tiempo que ha señalado que "estar en una formación política no es obligatorio" y que estas normas sólo se aplican a los que quieran estar en Podemos. "Si a alguien no le gustan las normas, son opcionales, no son como las leyes de nuestro país", ha apostillado.

Además, Echenique ha defendido la conveniencia, a su juicio, de incluir estas normas en los estatutos --algo que ya se hizo tras la primera asamblea de Vistalegre de 2014--, porque garantiza una mayor seguridad en los procesos disciplinarios. "Si no, las medidas se aprobarían como un reglamento, que es más cambiante y no es tan seguro ni tan constante en el tiempo", ha apuntado.

"El hecho de ponerlo en unos estatutos creo que da seguridad a cualquier persona que pueda verse en esa situación, que ya digo, lo ideal es que no fuera nadie, pero luego en el mundo real acaba pasando. Por eso lo hacemos así y por eso publicamos los estatutos inmediatamente después de ser aprobados", ha insistido.

De este modo, Echenique ha defendido que la Ejecutiva ha actuado de manera correcta ya que tenían el mandato de la Asamblea de Vistalegre II de febrero de transformar los documentos que se aprobaron en ese congreso en unos nuevos estatutos.

A LA ESPERA DE UNA DECISIÓN DEFINITIVA

También ha confirmado que ahora se mantienen a la espera de que la Comisión de Garantías tome una decisión definitiva al respecto, ya que existen criterios contradictorios: un sector es partidario de tumbar las nuevas normas y volver a las anteriores, y otro considera que la Ejecutiva ha actuado correctamente.

"Hay un debate en la Comisión en estos momentos y como es un órgano independiente, tampoco hemos entrado en el fondo de la cuestión. Estamos esperando que el órgano se pronuncie de manera definitiva. Por lo visto hay personas que piensa que habría que quitar algo de los estatutos y otros que piensan que se ha hecho todo como se tenía que hacer", ha ahondado.

"Cómo no hay nada definitivo y no queremos intervenir, estamos esperando a que oficialmente nos lo comuniquen, pero sí que hemos recibido dictámenes contradictorios. En todo caso, en los documentos de Vistalegre había una disposición que decía que la Ejecutiva tenía el mandato de trasponer el documento organizativo a estatutos", ha reafirmado.

FILTRACIONES E INDISCIPLINA PÚBLICA, NUEVAS INFRACCIONES GRAVES

Entre los puntos del nuevo código disciplinario que más polémica han generado figura, por ejemplo, la sanción de inhabilitación de entre 6 meses y dos años a la que se pueden enfrentar los miembros que filtren información interna que "comprometa" al partido.

En los nuevos estatutos, Podemos también amplia la infracción grave que castigaba la propagación "de noticias falsas que desprestigien a Podemos, sean descalificatorias de la organización o de sus órganos". Ahora, el partido de Pablo Iglesias incluye también la difusión de noticias "manipuladas".

Además, añaden como infracción grave la de "cometer indisciplina pública en relación con las legítimas decisiones de los órganos competentes de Podemos o desobedecer las instrucciones o directrices de los órganos de gobierno y representación del partido, o de los grupos institucionales del mismo, cuando no constituya una infracción muy grave".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies