Detienen en Málaga a tres presuntos miembros de una banda de estafaba a extranjeros con hipotecas

Actualizado 03/06/2006 14:58:20 CET

MALAGA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Sección de Fraudes y Delitos Tecnológicos de la Comisaría de Policía Nacional de Málaga detuvieron a un matrimonio de nacionalidad británica y a un colaborador de la pareja como presuntos autores de varias estafas, al ofrecer atractivas condiciones para la obtención de hipotecas y planes de inversión a ciudadanos extranjeros. Actualmente, hay seis denuncias relacionadas con este fraude.

El arresto se produjo cuando ambos se disponían a huir de país a través del aeropuerto internacional de Málaga, momento en el que se les incautó numerosa documentación relacionada con los presuntos fraudes que se les imputan, por lo que "todo parecía indicar que ambos querían eludir la actuación policial", según informaron desde la Comisaría en un comunicado.

El hombre, John Michael D., es, según la Policía, el principal responsable de un grupo organizado formado por un número indeterminado de personas que opera desde el año 2000 a través de la sociedad llamada 'The Mortgage Group Iberia' y aseguraban conseguir una hipoteca en un máximo de 30 días con un 98% de éxito. Así, las víctimas tenían que abonar excesivas cuotas por adelantado y en realidad "no existían los fondos para tales hipotecas".

Además, decían que esta empresa era filial de importantes sociedades británicas del mundo financiero, según el comunicado, en el que se destaca que en su publicidad afirmaban que no pedían pagos por adelantado; mientras que de hecho los solicitantes, en su mayoría británicos, tenían que abonar un mínimo de 650 euros para gastos iniciales y además se les cobraba entre el 1 y el 2% del valor de la hipoteca solicitada en concepto de comisión.

Desde la Comisaría precisaron que en años anteriores se produjeron hechos similares en Reino Unido en relación a dos empresas relacionadas con el detenido, que en esa ocasión actuó con un argumento diferente, ya que ofrecía productos de inversión con una alta rentabilidad.

Este detenido era el titular de las cuentas beneficiarias de las transferencias y aparecía como presidente de las compañías. La mujer, Marina D., participaba en el funcionamiento de la empresa y era beneficiaria de cuantiosas transferencias procedentes de cuentas de sus esposo "y por tanto de las víctimas".

En la intervención realizada en la oficina, se encontraba en Estepona y allí se detuvo a Malcom B., que trabajaba para el primer detenido. La Policía continúa las investigaciones para la detención de todos los colaboradores, aunque precisaron que esperan una reducción de la actividad delictiva al haberse detenido "al cabeza" de la red.