La edil tránsfuga del PP de Abres (Asturias) dice que la madre del acusado "utilizó amistades" en su contra

Actualizado 24/10/2007 19:03:54 CET

La víctima asegura que el imputado la amenazó telefónicamente antes de que ocurrieran los hechos

OVIEDO, 24 Oct. (EUROPA RESS) -

La edil tránsfuga del PP de San Tirso de Abres, I. R. N., que fue amenazada con quemar su casa en una frase pintada en una garrafa de gasolina manifestó hoy ante la magistrada de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Oviedo que la madre del acusado le aseguró que "tenía muchos amigos en el pueblo y que utilizaría mucho dinero para que no se saliese con la suya".

Las pruebas testificales y documentales finalizaron hoy y el jurado popular se reunirá mañana para dictar un veredicto. Durante la sesión de hoy prestaron declaración como testigos, la víctima de la amenaza, la edil tránsfuga del PP de San Tirso de Abres, su marido y dos agentes de la Guardia Civil.

La ex concejala del PP manifestó que antes de que apareciese la garrafa amenazante en la terraza de su casa había recibido llamadas amenazantes "a horas intempestivas". I. R. N. señaló que una de las llamadas fue del acusado en la que le decía que "como le pasase algo a su hermana --alcaldesa de la localidad del PP-- se las vería con él". La víctima manifestó que estuvo durante los 15 días posteriores de pasarse al grupo mixto recibiendo llamadas "molestas".

LLAMADAS AMENAZANTES.

La mujer confesó que una de las llamadas más "traumáticas" fue cuando la madre del acusado llamó a su casa y tras coger el teléfono le dijo que como pasase por delante de su casa "la iba a matar". A preguntas del abogado de la defensa, la ex edil dijo que no había denunciado esos hechos. También comentó que su marido cogió otra llamada en la que una voz le pedía que "se pusiera la puta", señaló.

La responsable de la denuncia señaló, además, que tras estos incidentes se "rompieron" muchas de sus relaciones familiares y acusó a la familia del imputado de enfrentarla "con su hermano del alma". "Las personas de tu familia que te dan la espalda por algo de esto es que no te quieren", apuntó. Por su parte, el marido de la víctima ratificó la versión de la víctima, aunque declaró con dificultades ya que se encuentra afectado por la enfermedad de Parkinson.

Durante la sesión, declaró también un agente de la Guardia Civil que manifestó que en ningún momento requisaron la garrafa como prueba porque la víctima les rogó quedársela para sacar unas fotos. El agente de la Benemérita no vio inconveniente "al no entender el asunto de excesiva gravedad" y declaró que al día siguiente la víctima no la entregó en el cuartel como había prometido sino que la llevó directamente al Juzgado de Castropol donde interpuso la denuncia.

ÚLTIMA PALABRA.

Por otra parte, el acusado, en su derecho a la última palabra, se dirigió al jurado y les pidió que se pusieran en su lugar. Manifestó que fue "muy duro" sentarse ante un tribunal durante tres días cuando "no ha hecho nada".

En la fase de las conclusiones finales las partes, fiscal, acusación y defensa mantuvieron sus posiciones iniciales. El Ministerio Fiscal y la defensa manifestaron que no existen "pruebas suficientes" para culpar al acusado y se apoyaron en el dictamen realizado por la Guardia Civil en el que manifestaron que la letra del acusado no era la misma que había escrito la nota amenazante en la garrafa de gasolina. Ambos coincidieron en afirmar que el acusado no se dedicaba a la política ni tenía nada contra la víctima.

El abogado de la defensa, por su parte, dijo que las dos pruebas caligráficas presentadas por su cliente arrojaron que la letra del acusado era la misma que la aparecida en la nota amenazante y manifestó que el imputado actuó con la finalidad de alterar la voluntad popular al tratarse la víctima de una concejala de la localidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies