Gobierno valenciano desea que España tenga "buenas relaciones" con Obama y dice que "en nada se parece" a Zapatero

Actualizado 07/11/2008 15:31:36 CET

VALENCIA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero del Consell y titular de Presidencia, Vicente Rambla, expresó hoy el deseo del Gobierno valenciano de que España mantenga unas relaciones "lo más fructíferas posibles" con Estados Unidos tras el triunfo en las recientes elecciones del demócrata Barack Obama, quien, a su juicio, "en nada se parece" al presidente del Ejecutivo estatal, José Luis Rodríguez Zapatero.

Rambla se pronunció en estos términos durante la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, acto en el que resaltó que el pueblo americano "ha decidido un futuro que se basa en la esperanza del cambio", con "un nuevo líder" que posee "una influencia decisiva en el resto del mundo".

Al respecto, incidió en que "es más que evidente" que Barack Obama "en nada se parece --por mucho que algunos quieran identificarlo, apostilló-- al PSOE en España ni al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero", puesto que los "discursos" de ambos dirigentes "son como la noche y el día".

Explicó en este sentido que mientras Obama "se caracteriza en todos sus discursos por hablar de integración y de unidad para el conjunto de la sociedad americana", el de Zapatero, en su opinión, no es "en ningún caso un discurso de unidad, de integración y de cohesión en las políticas que pone en marcha en la sociedad española, sino más bien al contrario, es un discurso que está produciendo en todas sus declaraciones la confrontación, la separación y la falta de cohesión en el conjunto de España", subrayó.

Rambla hizo hincapié en que Estados Unidos es "un país amigo" y un "aliado" con el que España mantiene "muchos lazos desde el punto de vista comercial", por lo que recalcó que "es obligación del Gobierno de España poder tener unas buenas relaciones" con el gobierno elegido por los ciudadanos norteamericanos "a diferencia --agregó--, de lo que estaba ocurriendo hasta ahora por parte de Zapatero, que tenía una política exterior claramente de espaldas a la Administración americana, y eso no es bueno en cualquier caso", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies