Feijóo ve la reunión con Quintana una "encerrona para el no" y aclara que no será culpable si no hay reforma

Actualizado 16/12/2006 17:40:47 CET

Rechaza 'nazón de Breogán' para que el BNG no diga "mejor nazón cañí" y añade que Touriño "hace lo que el BNG dice" o se rompe la Xunta

PONTEVEDRA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, aseguró hoy que la reunión propuesta por el portavoz nacional del BNG, Anxo Quintana, para abordar el nuevo Estatuto es una "encerrona para gestionar el no" a la reforma y añadió que si concurre a la cita es para tratar de avanzar y que "nunca nadie culpe" a su partido de "obstaculizar" la mejora del autogobierno gallego.

En su intervención en el acto de homenaje a los ex alcaldes del PP en la provincia de Pontevedra, Feijóo aseguró que "se da cuenta" de que actualmente el "único interés" de los otros dos partidos es resolver "cómo echar la culpa" de que el proceso fracase a los populares, pero apostilló que el suyo es "el partido mayoritario, que ha liderado la historia de la Autonomía y que tiene que seguir haciéndolo desde la oposición".

En consecuencia, confirmó que participará en todas las propuestas que le planteen sobre el Estatuto. "No me preocupa que --PSdeG y BNG-- me quieran echar la culpa de que no haya reforma, me preocupa que me la eche Galicia", aseveró, tras lo que se comprometió a "trabajar bajo dos requisitos: el respeto a la Constitución y la defensa de los intereses supremos de Galicia".

De esta forma, Feijóo se mostró convencido que "nunca nadie podrá culpar al PP de obstaculizar" el proceso, al igual que tampoco se le podrá recriminar que permitiese "que se pase por encima de la mayoría de los ciudadanos que votaron a este partido". Así, reivindicó su posición "en el centro, en el galleguismo" y añadió que "ése es el espacio en el que se van a entender las fuerzas políticas".

LA CONSTITUCIÓN COMO "INDICACIÓN"

Según él, "Galicia no es nacionalista" y a los socialistas "no les importó nunca este país", por lo que adujo que "es en el espacio de galleguismo donde habrá que seguir moviéndose" y añadió que la "única condición" que plantea, el respeto a la Carta Magna, "no es una indicación, sino el compromiso de un demócrata". "La reforma será constitucional y si alguien no lo quiere así, que se lo explique a los ciudadanos", advirtió.

En esta línea, incidió en que el PP "no va a renunciar a sus principios de Constitución e interés general" y, tras proclamar que "tampoco va a pedir perdón por pensar así", reprobó que el BNG supedite el proceso a que "o hay un Estatuto de nación o no habrá Estatuto".

De igual modo, lamentó que el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, "sepa que o hace lo que dice el Bloque o no vuelve a dormir un día más en la residencia oficial" y, por último, rechazó la definición para el preámbulo del nuevo texto planteada por el PSdeG, 'nazón de Breogán', porque no quiere "que el Bloque venga a decir que mejor 'nación cañí'", en alusión a las declaraciones del ex líder nacionalista Xosé Manuel Beiras en las que apostaba por esta fórmula antes que por la propuesta por los socialistas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies