Egibar cree que Zapatero debería reconocer el derecho de decisión de los vascos cuando verifique el alto el fuego

 

Egibar cree que Zapatero debería reconocer el derecho de decisión de los vascos cuando verifique el alto el fuego

Actualizado 10/05/2006 14:01:41 CET

Afirma que la mesa de partidos estará "abocada al fracaso" si no se reconoce "la existencia del pueblo vasco y su capacidad de decidir"

BILBAO, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario y presidente del GBB del PNV, Joseba Egibar, manifestó hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, debería reconocer el derecho de decisión de los vascos cuando proceda a la verificación del alto el fuego en el Congreso porque, de esta forma, se habría dado "una de las bases, la más importante, para la resolución del denominado conflicto".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Egibar dijo que, en su opinión, la autenticidad del alto el fuego "está más que verificada y toca arrancar con otra serie de cuestiones que son el fondo de la normalización política".

En este sentido, señaló que la mesa de partidos estará "abocada al fracaso" si se pretende plantear los distintos proyectos políticos y señaló que se trata de reconocer "la existencia del pueblo vasco y su capacidad de decidir".

A su juicio, "la gran cuestión" que determina que esa mesa de normalización se constituya es "definir el para qué" de este foro. Por ello, explicó que, si se pretendiera proponer "distintos proyectos políticos de cada una de las formaciones para ver exactamente dónde está el punto de encuentro, el ejercicio estará abocado al fracaso".

"No se trata tanto de proyectos políticos como de determinar cuáles son las bases políticas, las reglas democráticas que hagan que todos y cada uno de los proyectos políticos se puedan defender en igualdad de condiciones de consecución y, para eso, hay que reconocer la existencia de un problema, de un conflicto político, que algunos niegan que exista", apuntó.

Para el dirigente jeltzale, es "pertinente reconocer que hay un conflicto político que resolver" que, en su opinión, "pasa por el reconocimiento de la existencia del pueblo vasco" y su capacidad de decidir su futuro", y rechazó que se trate de una reivindicación nacionalista.

Joseba Egibar manifestó que la mesa de partidos "se constituirá cuando haya voluntad" y dijo que, cuando José Luis Rodríguez Zapatero, verifique la autenticidad del alto el fuego lo debería "acompañar con un pronunciamiento" sobre que "reconocerá, considerará lo que libre y democráticamente la ciudadanía vasca pudiera decidir". De esta forma, consideró que se daría "una de las bases, la más importante, de la resolución del denominado conflicto".

"Si de lo que se trata es de dilatar en el tiempo y administrar los tiempos descontando de lo que puede ser el marcado electoral la cuestión de la paz y la verificación del alto el fuego durante meses y meses, evidentemente, habrá un hartazgo no sólo entre los partidos, sino en la propia ciudadanía que está reclamando que tienen que admitir que la situación es diferente, que ya no hay excusas para abordar la cuestión política de fondo", indicó.

A su juicio, existe "una colisión de voluntades, de soberanías" y recordó "lo definido" en el Plan Ibarretxe, aprobado por mayoría absoluta en el Parlamento vasco, sobre que la Cámara "otorgue a cada todos y cada uno de los ciudadanos de este país la capacidad de decidir".

En este sentido, rechazó la tesis de los socialistas sobre que la capacidad de decisión de los vascos "está subsumida en una capacidad de decisión superior que es la de la soberanía española".

"EL CEPILLADO DE GUERRA"

En este sentido, recordó que el portavoz de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, afirma que los vascos tienen "capacidad de decidir, respetando las reglas de juego, y esto de reglas de juego significa, ni más ni menos, que el cepillado del que hablaba Alfonso Guerra o lo que puede ser pasar por el Congreso de los Diputados", en lo que puede ser la capacidad de proponer, pero no de decidir.

"Y esa es la base del conflicto. Nosotros el planteamiento que hacemos de cara a esa mesa es, admitido el principio de que todos somos vascos y si somos vascos, admítase la capacidad de decisión de ese pueblo como eje claro e importante del futuro de este país", agregó.

Por contra, señaló que lo que se plantea es que cada uno proponga lo que quiera y que, "una vez admitidas o aplicadas las reglas del juego, 'ya veremos qué queda de lo que usted propone'".

En esta línea, apuntó que el PNV plantea "una profundización democrática para que esa estructura política, hoy cerrada y que únicamente admite la unidad indisoluble y la soberanía indivisible del pueblo español, pueda admitir otro sujeto político". "Esa es nuestra aportación: pueblo vasco, derecho a decidir y proponemos pactar el ejercicio de ese derecho", destacó.

Asimismo, manifestó que "esta oportunidad" hay que aprovecharla "como pueblo, como sociedad, como ciudadanos, para presentar definitivamente ante España, la UE y el mundo que somos un país que no solamente quiere vivir en paz, no sólo con personalidad para definir sus propios destinos, sino que queremos un sitio en ese contexto europeo, que tenemos derecho a construir en el solar propio, solar vasco, y que tenemos una capacidad de presentar al conjunto de los ciudadanos un proyecto moderno, con futuro".

"El cambio va ser, no sólo cuantitativo, sino sobre todo cualitativo. Vamos a dar un paso como pueblo, como país y eso es lo que tiene que apreciar la gente", indicó.

NAVARRA

Joseba Egibar manifestó, respecto a Navarra, que ni el presidente de la comunidad foral, Miguel Sanz, ni el PP "están haciendo ningún favor a las posiciones políticas íntimas que ellos pudieran tener" porque "están dejando en evidencia el escaso poso democrático de sus posiciones".

"Lo que, en definitiva, pretenden es, en determinados momentos, en determinadas Cámaras o Parlamentos, eliminar incluso la Disposición Cuarta de la Constitución que permitiría a los navarros pronunciarse y establecer con otros territorios, en este caso, vascos, algún tipo de relación", añadió.

En su opinión, "el amejoramiento ya pasó sin lo que tenía que haber sido el refrendo del voto popular y, en este momento, bien sea en el propio Parlamento foral o con iniciativas en otras Cámaras, lo que pretenden es eliminar esa disposición de toma de decisión". "Creo que es una posición de debilidad", dijo.

BATASUNA

El dirigente jeltzale señaló que a la izquierda abertzale ahora "le toca hacer su propio camino, pero está repleto de dificultades" y lamentó que, en este momento de alto el fuego, "tenga que estar con obstáculos en todas y cada una de las instancias judiciales, no pudiendo comparecer aquí y allá".

"Yo no sé si será con esa marca o con otra ficha política, pero se debe homologar a la izquierda abertzales troncal, oficial, a lo que es la libre relación con las formaciones políticas porque le han sido vulnerados una serie de derechos básicos como el de reunión y asociación", destacó.

Por ello, insistió en que "alguien tiene la responsabilidad de instar la derogación de la Ley o, en su caso, los efectos de esa Ley de Partidos" porque "no es lógico, no es normal, no es democrática" la situación en la que se encuentra Batasuna.

Tras considerar "realmente indignante lo que está ocurriendo", apuntó que "otra cosa es que la izquierda abertzale tiene mucho recorrido que hacer, tiene una digestión muy complicada, y ya tendrá sus propios problemas". "Pero que, a estas alturas, que 150.000 ó 200.000 personas hayan sido castigadas políticamente dejándoles sin referente político, no tiene nombre", subrayó.

Además, reprochó que se diga que "de aquí a la legalización hay un trecho", e indicó que es "el trecho que media en el cambio de opinión del PSOE, que fue quien impulsó la Ley".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies