EH Bildu apuesta por "corregir el error" del pasado y "acercarse a todos los sufrimientos sin corsés políticos"

Publicado 04/09/2015 15:47:08CET

Mendoza advierte de que la paz no puede "construirse sin las gentes del PP y el PSE", ni tampoco "sin las gentes de EH Bildu"

BILBAO, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Renteria, Julen Mendoza (EH Bildu), ha apostado por "corregir el error" de no haber "visto el sufrimiento padecido por aquellos que entendíamos como los otros" y, de este modo, "acercarse sin corsés políticos a todos los sufrimientos sin excepción alguna".

Asimismo, ha asegurado que la paz no puede "construirse sin las gentes del Partido Popular y el Partido Socialista", ni tampoco "sin las gentes de EH Bildu", y ha lamentado las "posiciones políticas que prefieren encerrarse en la noria del pasado". Según ha indicado, la coalición soberanista hará "todo lo que esté en nuestras manos para romper las fronteras de la solidaridad y construir así una memoria compartida".

El regidor de EH Bildu se ha pronunciado de este modo durante el encuentro sobre víctimas y memoria que ha reunido al lehendakari, Iñigo Urkullu, con alcaldes de más de un centenar de municipios. En esta cita, el Gobierno vasco les ha hecho entrega de 'Retratos de la Memoria' de sus municipios, en los que se recogen las vulneraciones del derecho a la vida entre 1960 y 2010.

Mendoza ha sido el alcalde encargado de intervenir en el encuentro en representación de los regidores de EH Bildu, mientras que José Antonio Santano (Irún) lo ha hecho en nombre de los del PSE y Juan María Aburto (Bilbao) de los de PNV.

El alcalde de Renteria ha defendido, durante su exposición, que "la confianza es un elemento fundamental para el buen fin de cualquier iniciativa política en materia de paz" y ha advertido de que, para generarla, "es necesario interiorizar y estar convencidos de que la paz solo es posible construirla mediante acuerdos con los que hemos considerado enemigos o, por lo menos, adversarios políticos".

"Es necesario comprender que se convierten en compañeros imprescindibles de la construcción de la paz, y es necesario empatizar con ellos, ser conscientes de las limitaciones que cada uno pueda llegar a tener, comprenderlas, e intentar buscarles una solución como compañeros del camino de la construcción de la paz", ha asegurado.

Sin embargo, a su entender, en este momento, la clase política no ha "interiorizado esa premisa" y tampoco se busca "ese diálogo inclusivo y sin límites". Por su parte, ha afirmado que imagina "una paz construida sin las gentes del Partido Popular y el Partido Socialista", ni tampoco "sin las gentes de EH Bildu".

Mendoza ha resaltado que la sociedad ha sido capaz de "avanzar lo que la alta clase política no ha sido capaz de hacerlo", desde que ETA declarara el cese de la violencia.

"La sociedad ha pasado página, quiere mirar hacia delante, pero esa actitud, muy positiva en muchos casos, tiene también sus riesgos. El riesgo de no cerrar bien esa etapa del pasado, que supone también el riesgo de que en el futuro se vuelva a repetir. Pero eso no es una materia a liderar por la sociedad civil, sino que han de ser las instituciones como el Gobierno Vasco, el Gobierno de Nafarroa, las Diputaciones, o los Ayuntamientos los que han de hacerlo", ha considerado.

El representante de EH Bildu ha abogado por "mirar al pasado para hacer justicia orientada a la consolidación de la paz, para reconocer con absoluta cercanía y sinceridad a las personas que se les ha causado un dolor irreversible, que por mucho que lo imaginemos, nunca llegaremos a dimensionarlo".

"Hay que mirar al pasado para construir el futuro, para establecer unas bases sólidas tanto éticas como políticas y democráticas para el futuro, y no para buscar venganza o moverse en la eterna exigencia de la culpabilidad", ha agregado Mendoza, que ha lamentado las "posiciones políticas que, a veces, da la sensación de que prefieren encerrarse en la noria del pasado para no mirar al futuro". En este sentido, ha apuntado que "el futuro es diálogo, es empatía y es generosidad, y eso a veces, da miedo".

Mendoza ha advertido, asimismo, de que, para "construir una sociedad con profundos valores humanos, es necesario que seamos conscientes de todo lo que ha ocurrido, de no negar ningún sufrimiento, venga de donde venga". "No hablamos de equiparar --ha precisado--, hablamos de establecer un principio máximo, de mismo tratamiento a misma vulneración de derechos humanos, de hacer un ejercicio honesto de acercarnos al sufrimiento de los que hemos entendido como los otros".

El alcalde de Renteria ha reconocido que en el pasado "no vimos en muchos casos y, en caso de que lo hiciéramos, no dimensionamos lo suficiente el sufrimiento padecido por aquellos que entendíamos como los otros". "No lo hicimos en el conjunto de la sociedad, no solo en una parte de la sociedad", ha precisado.

Por su parte, ha considerado que existe "la oportunidad de corregir ese error" para acercarse "desde lo más profundo y de la manera más honesta, auténtica, sin corsés políticos, a todos esos sufrimientos, sin exclusión alguna". "No cometamos el mismo error en estos tiempos de la construcción de la paz", ha pedido.

En este contexto, ha asegurado que los alcaldes de EH Bildu harán "todo lo que esté en nuestras manos para romper las fronteras de la solidaridad y construir así una memoria compartida".