Emarsa.-Bernácer dice que en 2005 subieron el precio de lodos para aplicación agrícola porque el anterior era inadecuado

Actualizado 10/09/2012 21:22:13 CET

VALENCIA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El que fuera jefe de explotaciones de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar) Ignacio Bernácer ha explicado en su declaración como imputado ante el juez que investiga el 'caso Emarsa' que en 2005 se incrementó el precio del tratamiento de lodos para aplicación agrícola, que se pasó de 5,69 euros a 30,91, porque el inicial era "del todo inadecuado" y debía revisarse al alza para tener garantías de la adecuada aplicación agrícola porque, además, la producción se iba a incrementar de manera "muy importante".

Así lo ha asegurado ante el magistrado que investiga el agujero de 25 millones de euros en Emarsa, la empresa que gestionó la depuradora de Pinedo (Valencia), según ha podido saber Europa Press. El ex directivo de Epsar ha indicado que el precio de 5,69 euros vigente para la aplicación agrícola hasta 2004 incluía el transporte.

Preguntado por el cambio, ha señalado que ellos no establecían un precio por partidas sino que lo que determinan es una financiación adecuada para garantizar el adecuado funcionamiento de la instalación. Así, señala que en 2005 se plantea la revisión de la financiación y se revisa ese coste de aplicación de lodos para la agricultura porque Emarsa ya había tenido problemas con anterioridad con los lodos, porque se habían acumulado durante ejercicios junto a la Albufera, situación que se tuvo en consideración.

REFERENCIA PROAGUAS

Por ello, fijaron un precio medio para la aplicación agrícola de 30,91 euros, tomando como referencia el convenio que específicamente tenía la Epsar con la empresa Proaguas, perteneciente a la Diputación de Alicante. El precio por aplicación establecido en ese convenio es de 84,5 euros por tonelada de materia seca, que traducido a húmeda supone unos 20 euros. A ello se une el precio del transporte, que sumaban entre 10 y 15 euros.

En base a ello fijaron el precio de 30,91 euros y ha indicado que no se confeccionó para la modificación de precio algún expediente o se encargó a la asistencia técnica. Asimismo, ha relatado que este convenio obra en la Epsar y que conocía los precios aplicados porque la parte técnica corresponde al Departamento de Explotaciones, mientras que en relación a la oferta de Proaguas a Emarsa para gestionar la aplicación agrícola de los lodos, les informaron los técnicos de Proaguas, única empresa a la que consultaron.

POSTERIOR MODIFICACIÓN

Sobre la segunda modificación a 42 euros por tonelada y sobre de quién parte, ha indicado que "surge ante la necesidad de garantizar la financiación adecuada de los mismos", basándose en el hecho de que en 2007 Fervasa había solicitado por el compostaje de los lodos en sus instalaciones un precio de 140 euros.

Según su declaración, hasta ese año Epsar había colaborado con Emarsa y Emshi facilitando la gestión de sus lodos en otras instalaciones. Sin embargo, quien debe gestionar la la producción de los lodos era el titular de las instalaciones y la Epsar decidió que fuera Emarsa quien realizara la gestión integral, para lo que se acordó un precio que lo garantizara, a razón de 30 euros por tonelada durante ocho meses al año.

Se calculó unos 66 euros por tonelada para su destino a vertederos y el precio medio que se obtuvo fue de 42 euros. En este caso, ha indicado que el precio era también para la gestión de las toneladas dándoles el destino más necesario.

El exjefe de explotación de Epsar aseguró que la petición surgió de Emarsa aunque en 2006 ya habían observado que la distribución de los costes de la partida de lodos "quizá no resultara la más adecuada dado que había un precio para Pinedo I, un precio unitario para Pinedo II y otros precios para Pinedo Ampliación".

Bernácer ha sostenido que esto podría suponer un encarecimiento de la financiación por lo que, para la segunda regularización y cierre de 2006, se adoptó la decisión de que la mayor producción de lodos para el periodo que quedara pendiente del ejercicio se aplicara como de Pinedo I, que era más económico, de manera que el precio no se fuera muy por encima de los 30 euros por tonelada.

PRECIOS DE FINANCIACIÓN

El exdirectivo ha hecho hincapié en que para la Epsar los precios son de financiación y no de mercado como tal. Preguntado por quién decide mantener los precios vigentes en algunas partidas de lodos e incorporar un precio para los nuevos que el precio financiado fuera acorde con los 30 euros por tonelada, asegura que fue el técnico responsable de seguimiento del funcionamiento de la depuradora y él mismo.

En este sentido, ha argumentado que la decisión obedeció "exclusivamente a criterios técnicos" al considerar conveniente "mantener la trazabilidad" de los precios. Sin embargo, se paró en 2006 al darse cuenta en la primera regularización que esa forma podía suponer un incremento de la financiación, en el caso de que se hubiera anotado más lodos salidos de Pinedo II Ampliación.

Preguntado por qué en 2010 el precio unitario se quedó en 18 euros, ha indicado que es un precio en el marco de una oferta de un concurso público, que no tiene por qué coincidir con los costes que tenga la empresa que presta el servicio en lo relativo a aplicación agrícola.

No obstante, ha dicho que Epsar determina una financiación global y que es adecuado al tipo de infraestructura que se debe mantener y explotar. Una vez realizada, la distribución no le corresponde y ha añadido que cada vez que han recibido de las asistencias técnicas las propuestas de presupuesto "tampoco nadie ha manifestado una posible o una necesaria modificación" de un precio concreto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies