Endesa obtiene la autorización ambiental integrada para su central de generación diésel de Ceuta

Actualizado 14/11/2007 14:39:48 CET

SEVILLA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La compañía Endesa ha obtenido la Autorización Ambiental Integrada (AAI) para sus instalaciones de la central de generación diésel de la Ciudad Autónoma de Ceuta, concedida por la Consejería de Medio Ambiente, convirtiéndose en "pionera" al ser ésta la primera planta de generación de energía eléctrica de la firma que cumple con los requisitos de esta norma de obligado cumplimiento, según indicó la empresa a través de un comunicado.

La AAI, como principal instrumento de la Ley para la Prevención y Control Integrados de la Contaminación y autorización única e imprescindible para la apertura o continuación de la actividad, es necesaria para que todas aquellas industrias generadoras de algún tipo de emisión o vertido al entorno medioambiental puedan seguir operando en el seno de la Unión Europea.

Esta autorización fue solicitada en diciembre de 2005 para todas las instalaciones y actividades incluidas en la central. En este sentido, Endesa destacó que, durante el tiempo en que estuvo sometido a información pública el expediente preceptivo para dicha autorización, "no se recibió ninguna alegación".

En este periodo, la eléctrica realizó "un importante esfuerzo inversor" en su central diésel de Ceuta, de 58,5 megavatios de potencia de generación, para dotarla de equipos de control de emisiones de partículas y CO2 en continuo de última generación.

La concesión de esta autorización implica que su mantenimiento obliga a realizar un estudio mensual de emisiones y otro trimestral de vertidos, además del que la propia compañía "se ha impuesto" quincenalmente.

En línea con el resto de países de la Unión Europea, la AAI tiene como objetivo la protección del aire, agua y suelo y "marca los derechos y obligaciones de todas las actividades industriales y de servicios que contempla como potenciales emisoras de CO2, partículas, vertidos, ruidos o residuos", entre otros factores, que determinan la calidad del entorno medioambiental.

La nueva figura de control administrativo, con una vigencia de ocho años prorrogables y basada tanto en normas medioambientales nuevas como anteriores, aglutina y sustituye al conjunto de autorizaciones existentes hasta la fecha, como la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), y en futuros proyectos pasa a otorgarse con carácter previo a otras autorizaciones o licencias exigibles.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies