El endeudamiento del sector público autonómico aumentó un 16 por ciento en 2014

 

El endeudamiento del sector público autonómico aumentó un 16 por ciento en 2014

Publicado 13/07/2017 13:29:24CET

Galicia, Canarias, Navarra, País Vasco y Ceuta y Melilla han cumplido su objetivo de estabilidad presupuestaria

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Tribunal de Cuentas recoge en el 'Informe global del sector público autonómico', del ejercicio de 2014, que el saldo del endeudamiento de las Administraciones Generales ha pasado de 184.704 millones de euros el 1 de enero de 2014, a 213.971 millones de euros el 31 de diciembre de 2014, lo que supone una variación anual media del 16%.

El objetivo de este informe, que se elabora anualmente, consiste en exponer los datos más relevantes contenidos en los informes de las fiscalizaciones hechas por el Tribunal de Cuentas y por los Órganos de Control Externo autonómicos (OCEX) en relación con la rendición de cuentas y remisión de contratos, la ejecución presupuestaria, la situación patrimonial y la gestión en las áreas de endeudamiento.

Asimismo se recogen datos sobre avales y contratación administrativa desde la perspectiva del sometimiento a los principios de legalidad, eficiencia y economía. Y también refleja los resultados relativos a la participación en los Fondos de Compensación Interterritorial, el cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y el análisis del gasto sanitario.

De los trabajos de fiscalización se han concluido que todas las comunidades autónomas, excepto Aragón, han rendido en el plazo establecido. Los principales retrasos e incumplimientos se presentan en los entes y empresas públicas, fundaciones, consorcios y universidades, si bien se observa una tendencia de mayor rendición que en ejercicios anteriores, que asciende al 73%.

El número de contratos recibidos por el Tribunal y en los OCEX, correspondientes al ejercicio 2014, excluidos los contratos menores, asciende a 26.880, cantidad significativamente superior al ejercicio precedente (19.949), pero cuyo importe conjunto de casi 9 millones de euros representa un incremento de menor relevancia respecto al de 2013 (7 millones de euros).

En relación con la actividad económico-financiera de las Administraciones Generales, al igual que en ejercicios anteriores, existe diferencia entre los créditos finales y las previsiones finales lo que viene motivado porque en algunas Comunidades no se registran, en el estado de ingresos, las modificaciones presupuestarias que deben financiar las correspondientes del presupuesto de gastos, por lo que no se mantiene el equilibrio presupuestario. Para el conjunto de las Administraciones Públicas las modificaciones han supuesto un 9% de incremento de los créditos iniciales.

El resultado presupuestario, para las Administraciones Públicas es negativo, resultando un 11% mayor que el del ejercicio 2013, también negativo. El saldo presupuestario es positivo resultando un 51% superior al del ejercicio anterior.

Por otro lado, el saldo del endeudamiento de las Administraciones Generales ha pasado de 184.704 millones de euros el 1 de enero de 2014, a 213.971 millones de euros el 31 de diciembre de 2014, lo que supone una variación anual media del 16%.

En materia de contratación, como en ejercicios anteriores, se observa una "insuficiente justificación sobre la necesidad de celebrar el contrato, deficiencias en el establecimiento, definición y aplicación de los criterios objetivos de adjudicación", así como una incorrecta determinación de "las fórmulas y métodos de valoración y ponderación de los criterios".

En la fiscalización también se han observado retrasos en la ejecución, no amparados en la concesión de prórrogas, y numerosas modificaciones contractuales que no responden a nuevas necesidades surgidas durante la ejecución sino a "imprevisiones y deficiencias en las actuaciones preparatorias de los respectivos contratos primitivos".

En relación con los resultados más relevantes sobre empresas, fundaciones, consorcios y universidades recoge que el sector empresarial autonómico mantiene la situación deficitaria, con pérdidas que, para el conjunto de las Comunidades, ascienden a 7.000 millones de euros, frente a los 4.009 millones de euros del anterior ejercicio.

El conjunto del subsector fundacional recibió subvenciones por importe superior en un 3% a las aplicadas en el ejercicio anterior y los resultados del ejercicio para el conjunto del subsector presentan un superávit de 10 millones de euros, ligeramente superior al de 2013 (7 millones de euros).

Las transferencias y subvenciones recibidas en el ejercicio analizado, por los consorcios sujetos al PGCP ascendieron a 325 millones de euros y las subvenciones aplicadas alcanzaron un total de 60 millones de euros. Debe indicarse que para los tres subsectores la financiación sigue procediendo, en un importante porcentaje, de las subvenciones que perciben de la CA respectiva y, en menor medida, de otras Administraciones (estatal y/o europea) y de los ingresos por la realización de trabajos, en su mayoría por encargo de las propias administraciones autonómicas.

Respecto a las universidades, el saldo presupuestario para las 48 universidades públicas analizadas (excluidas las de ámbito estatal) ha sido negativo en 33 millones de euros. El resultado agregado presenta un desahorro de 15 millones de euros, siendo positivo únicamente en las universidades de las comunidades de Andalucía, Castilla y León, Cataluña y Región de Murcia.

FONDOS DE COMPENSACIÓN INTERTERRITORIAL

En cuanto a los Fondos de Compensación Interterritorial, la cuantía global de los Fondos previstos ascendió a 432 millones de euros. Pese a ello y como consecuencia de la disminución del gasto en inversión la cuantía total de los FCI consignada supuso un descenso del 24% respecto de la dotación del año precedente. Como en ejercicios anteriores, las dotaciones se han destinado a las Comunidades Autónomas de Andalucía, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Principado de Asturias, Región de Murcia, Comunitat Valenciana y a las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla.

El objetivo de estabilidad del ejercicio 2014 fijado para las comunidades fue de un déficit del 1% del PIB para todas ellas a diferencia de otros ejercicios en que se han fijado objetivos individualizados para cada una.

El déficit global a efectos de la verificación del cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria es de 18.142 millones de euros, el 1,74% del PIB nacional, por lo que no se ha cumplido el objetivo para el conjunto del subsector de CCAA, si bien, la situación difiere para cada comunidad. Así, las CCAA de Galicia, Canarias, Foral de Navarra y País Vasco y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla han cumplido su objetivo de estabilidad presupuestaria.

No obstante, la totalidad del subsector autonómico ha cumplido los objetivos previstos para la regla de gasto y para deuda pública.

GASTO SANITARIO

Por último, el gasto sanitario público, correspondiente a todo el Sistema Nacional de Salud, en el año 2014 supuso, como en el ejercicio anterior, un importe de 62.000 millones de euros, lo que representa el 5,9% del PIB.

El gasto per cápita ascendió a una media de 1.233 euros por habitante frente a los 1.309 euros por habitante del anterior ejercicio, manteniéndose la tendencia a la baja. Un 44,4% del gasto sanitario público del sector fue originado, como en ejercicios anteriores, por tres CCAA: Cataluña, Andalucía y Madrid.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies