Entra en funcionamiento en Espeluy planta de reciclaje y tratamiento de neumáticos fuera de uso

 

Entra en funcionamiento en Espeluy planta de reciclaje y tratamiento de neumáticos fuera de uso

Actualizado 30/11/2007 14:44:47 CET

JAÉN, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los consejeros de la Junta de Andalucía de la Presidencia, Gaspar Zarrías, y Medio Ambiente, Fuensanta Coves, inauguraron hoy en la localidad jiennense de Espeluy una de las primeras plantas de reciclaje y tratamiento de neumáticos fuera de uso de Andalucía (Renean), que producirá, con estos residuos, material para suelo deportivo, aislamientos acústicos o firme de carreteras, entre otras aplicaciones.

Este proyecto, según informó la Junta, ha contado con una inversión de 5,1 millones de euros y ha sido impulsado por la Consejería de Medio Ambiente, a través de su empresa pública de Gestión Medioambiental (Egmasa), que participa en un 35 por ciento en esta iniciativa junto al Grupo CGC, antigua Compañía General de Carbones, que ostenta el 65 por ciento restante.

La planta tendrá capacidad para tratar unas 18.000 toneladas de neumáticos al año y ocupa una superficie de 21.000 metros cuadrados. Su puesta en funcionamiento ha creado 16 puestos de trabajo y no producirá vertido ni contaminación alguna. En Andalucía se genera casi la quinta parte de los neumáticos fuera de uso de España, cerca de 52.000 toneladas al año, de los que la mitad proceden de turismos y el resto de camiones.

La alta dependencia del vehículo privado en las sociedades actuales genera distintos residuos en grandes cantidades. Uno de ellos es el 'Neumático Fuera de Uso' (NFU). Aunque se trata de un residuo no peligroso, tiene características que empujan especialmente a gestionar de la mejor forma su tratamiento. Así, una de las cualidades es su no degradabilidad en la naturaleza --puede tardar más de 100 años en descomponerse-- y la otra es su alta capacidad calorífica, lo que dificulta la extinción en caso de fuego.

En 1999, la Unión Europea adoptó la directiva 1999/31/CE, en la que se prohibía la eliminación por depósito en vertedero de los neumáticos enteros a partir de 2003 y de los neumáticos troceados a partir de 2006. En diciembre de 2005, mediante Real Decreto, se fija que la política diseñada para estos residuos pasa por la aplicación del principio de quien contamina paga pero también hace una llamada a buscar aplicaciones alternativas una vez recogidos y clasificados los neumáticos fuera de uso.

Una parte de ellos se vende para reutilización a otros países ya que cabe la posibilidad del recauchutado --sustitución de la banda protectora sobre la carcasa original-- que alarga entre tres y cuatro veces la vida del neumático. Con otro tanto por ciento, se produce energía. Ya sean enteros o triturados, los neumáticos se valorizan en plantas industriales tales como fábricas de cemento.

La tercera vía es reciclarlo. Mediante la trituración, se separan el caucho vulcanizado, el acero y las fibras. El caucho, en polvo o partículas pequeñas, tiene su aplicación en numerosos usos como pavimentos deportivos, pistas de atletismo y tenis, pavimentos de seguridad, aislamiento acústico y mezclas con derivados del betún para mejorar las condiciones del firme (más durabilidad, reducción de ruido) son las principales.

La elección de Espeluy como sede de la iniciativa participada tiene que ver con la "buena disposición" de su Ayuntamiento y con su estratégica ubicación geográfica dentro del territorio andaluz, ya que este municipio jienense conecta por una importante vía de comunicación entre Andalucía y el resto de España, lo que facilita el transporte de los neumáticos y el material reciclado que se produce en la planta.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies