ERC se abstendrá en la moción sobre Cataluña del PDeCAT pactada con el PSOE en el Congreso: Es "un paso atrás"

Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados
Oscar del Pozo - Europa Press
Publicado 12/09/2018 18:43:33CET

Su posición pone en riesgo la aprobación de la iniciativa de sus socios del Govern, en una votación se que prevé muy ajustada

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

Esquerra Republicana (ERC) ha avanzado que se abstendrá en la moción que el PDeCAT ha pactado con el PSOE, y que se votará este jueves en el Pleno del Congreso, y con la que los de Carles Campuzano aceptan dialogar con el Gobierno para buscar fórmulas que permitan que Cataluña pueda decidir su futuro dentro del marco legal vigente. "Es un paso atrás", ha señalado el portavoz parlamentario de ERC, Joan Tardà.

ERC tenía previsto apoyar el texto inicial de la moción de sus socios, pero la intervención del socialista catalán José Zaragoza y su enmienda, que el PDeCAT ha aceptado, ha provocado "cambios" en la poción de los republicanos catalanes.

La enmienda de los socialistas, que será la que se vote este jueves, reproduce el texto original de la moción del PDeCAT y sólo añade al final la precisión de que el objetivo del diálogo entre el Gobierno central y el catalán debe ser buscar los cauces para que Cataluña decida su futuro pero siempre "en el marco del ordenamiento jurídico vigente".

SIN IMPOSICIONES EN EL MARCO DE LA LEY

El texto reza textualmente: "El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a abrir un proceso de diálogo político con el Govern de Cataluña en el que todos puedan defender sus ideas, aspiraciones y proyectos libremente, sin imposiciones, ni impedimentos. Dicho proceso debe de aspirar a acordar los cauces legales y democráticos que permitan a la sociedad catalana determinar su futuro en el marco del ordenamiento jurídico vigente".

La antigua Convergencia mantiene que el ordenamiento actual ya permite la celebración de un referéndum sobre la independencia pactado con el Gobierno, pero éste lo niega y ofrece buscar una solución a través de un nuevo Estatuto de autonomía que debería ser sometido a votación en Cataluña.

En los pasillos de la Cámara Baja, Tardà ha defendido que Campuzano pretendía poner en valor las "pocas" posibilidades que contempla la legislación vigente para poder autorizar un referéndum soberanista, si bien ha recalcado que el discurso de Zaragoza ha ido en sentido contrario, esto es, "ha dejado las cosas muy cerradas".

DIALOGO SÍ, PERO "SIN CORTAPISAS"

Es por ello por lo que ERC, que "siempre" ha defendido un diálogo en el que se pueda hablar de "todo" y "sin prejuicios", ha decidido que no apoyará la moción del PDeCAT. Consideran que su contenido "está por debajo" de lo que se había acordado con el Gobierno que era hablar "sin cortapisas".

"Es un paso atrás y la precaución nos obliga a abstenernos", ha insistido Tardà, quien ha rechazado que exista voluntad de competir con el PDeCAT en este sentido. Es más, ha dicho, valora el interés y la voluntad de Campuzano por tratar de buscar soluciones al conflicto.

Preguntado sobre qué le molestaba en concreto de lo acordado por el PDeCAT y el PSOE, Tardà ha respondido que le molesta "todo" y "nada". "Cuando dos interlocutores que están muy alejados vencen los prejuicios y son capaces de sentarse a hablar, no tienen que tener ante sí paredes, sino explorar todas las posibilidades sin que las partes establezcan marcos mentales prefigurados", ha indicado.

BILDU, PUEDE SER DECISIVA

La abstención de ERC puede hacer naufragar la moción puesto que la votación se prevé muy ajustada. De momento, el texto cuenta con el apoyo de los 84 diputados del PSOE, los ocho del PDeCAT, más los 67 de Unidos Podemos, cuatro del PNV (en total son cinco pero este jueves su portavoz Aitor Esteban no puede acudir al Pleno), cuatro de Compromís y uno de Nueva Canarias. En total 168 síes.

Por su parte, PP, Ciudadanos, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias, que votarán en contra, reúnen 169 noes, con lo que, en principio, el resultado va a depender de lo que decidan la diputada de Coalición Canarias, Ana Oramas, que aún no ha recibido instrucciones de su partido, y en mayor medida EH Bildu, que tiene dos escaños, y se debate entre el sí y la abstención.

Contador