ERC aspira a alcanzar los 650.000 votos para evitar un pacto CiU-PP

 

ERC aspira a alcanzar los 650.000 votos para evitar un pacto CiU-PP

Actualizado 10/07/2006 16:16:40 CET

Los republicanos no dan credibilidad al compromiso de Mas de renunciar a un pacto con el PP

BARCELONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

ERC aspira a alcanzar los 650.000 votos en las elecciones autonómicas previstas para otoño como vía para evitar que el PP "condicione el Gobierno de Catalunya" y evitar así un pacto entre CiU y los populares, que además obligue a la federación nacionalista a hacer presidente a Mariano Rajoy si llega el momento, según explicó el adjunto a la secretaría general de ERC y responsable de campaña, Xavier Vendrell.

El objetivo de los republicanos es igualar los resultados obtenidos por el anterior tandem formado por Josep Lluís Carod-Rovira y Joan Puigcercós en las elecciones generales de marzo de 2004 cuando lograron 638.902 votos, frente a los 544.324 de las elecciones autonómicas de 2003.

Según Vendrell, ERC es el "único" partido que "puede evitar" que el Gobierno de Catalunya esté "condicionado" por el PP y restó toda credibilidad al líder de CiU, Artur Mas, cuando asegura que no será presidente con los votos de los populares. En ERC, según Vendrell, no tienen dudas de que si CiU y PP suman los 68 escaños que da la mayoría absoluta en el Parlament, "lo harán", lo que además, "atará de pies y manos a CiU para un futuro gobierno del Estado".

Los republicanos calculan que si llegan a los 650.000 votos el pacto CiU-PP es imposible y será ERC quien decidirá "cuál es el futuro gobierno" de la Generalitat, todo ello, en función del programa y "no de los nombres" de los candidatos.

Vendrell apuntó que la falta de credibilidad que ERC atribuye a Mas a la hora de hablar de pactos postelectorales no afecta a su "credibilidad como gobernante" y aclaró que "hemos visto gobernar a Montilla, a Mas y a Piqué y conocemos su actuación como gestores y dirigentes", desvinculando así las promesas electorales de la capacidad de gestión.

En este sentido, el ex 'conseller primer' Josep Bargalló recordó que "ni Montilla ni Mas son nuestro candidato ni los mejores candidatos", por lo que los posibles pactos postelectorales rehuirán de la "batalla de nombres" y se centrarán en la "confrontación de proyectos".

"La decisión de ERC no se basará en el nombre sino en el proyecto", insistió y subrayó que en las próximas elecciones "no nos jugamos si Mas o Montilla son presidentes" sino "cómo Catalunya afronta la resolución de sus problemas".

Para ello, ERC pondrá en marcha en los próximos días su precampaña de proximidad con Carod y Puigcercós como protagonistas de 150 encuentros con militantes y simpatizantes en las que contactarán con 15.000 personas, con el objetivo de "escuchar" antes del 4 de octubre a 750.000 personas.

Las propuestas que surjan de estas reuniones formarán parte del programa de ERC y "condicionarán los pactos" postelectorales, según Vendrell, ya que se sondeará a la militancia "no sobre con quién" se quiere gobernar, sino "para hacer qué".

La ejecutiva de ERC, con las ausencias de Carod y Puigcercós, designó formalmente al comité de campaña con Vendrell como máximo responsable. Bargalló será el responsable de contenidos y el ex conseller Josep Huguet, de estrategia. Pilar Albiol estará al frente de la organización y la portavoz, Marina Llansana, de comunicación. Uriel Bertran se encargará de propaganda, Josep Maria Jové del área de análisis y Rafael Niubó coordinará el equipo del candidato.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies