ERC denuncia el despilfarro de varios millones en embajadas y sedes diplomáticas

Alfred Bosch
EUROPA PRESS
Actualizado 25/01/2012 13:58:45 CET

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de ERC en el Congreso, Alfred Bosch, ha denunciado este miércoles que el Gobierno español ha despilfarrado varios millones de euros en obras y mantenimiento de embajadas y otras sedes diplomáticas y ha pedido cuentas al Ejecutivo por este gasto, a la vez que le ha invitado a aplicar también el principio de "austeridad" en el servicio exterior, en lugar de seguir "acosando a las comunidades autónomas y los ayuntamientos" para que reduzcan el déficit.

Para obtener más datos sobre estos gastos y conocer por ejemplo a quién y cómo se han encargado obras y funciones de mantenimiento en las distintas sede diplomáticas, ERC ha registrado más de un centenar de preguntas en el Congreso. En paralelo, ha solicitado la comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del ministro de ramo, José Manuel García Margallo.

"Parece que la fiesta se ha acabado en el Estado español, pero sigue en el extranjero", ha sentenciado Bosch, quien ha criticado que el Gobierno incurra en gastos "asombrosos" en el exterior mientras aquí recorta plazas y sueldos de profesores y enfermeros.

Entre los datos recopilados por ERC a través del Boletín Oficial del Estado figuran numerosas partidas aprobadas por el Gobierno del PSOE durante 2011, pero también algunas que corresponden ya al nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy.

6,3 MILLONES PARA LA RESIDENCIA DEL EMBAJADOR EN RABAT

Bosch se ha referido como la "reina de los gastos" a los 6,3 millones de euros destinados el pasado mes de febrero a las obras de demolición y construcción de la nueva residencia del embajador de España en Rabat. Según ha denunciado esa cifra "casi triplica todo el gasto de las delegaciones catalanas en el extranjero" que asciende a unos 2,5 millones de euros al año.

Otra de las "perlas" mencionadas por Bosch, ésta ya aprobada por el Gobierno del PP, son los gastos para el suministro de mantelería (de gala y de diario), servicio de mesa y cubertería para embajadas y consulados, cifrados en más de 330.000 euros, a los que se suman unos 141.600 euros más para ropa de cama y toallas de baño.

115.000 EUROS EN "BANDERITAS"

Al suministro de banderas, mástiles, peanas y escudos se destinaron más de 115.000 euros. "El sueldo de dos profesores o enfermeros no los gastamos en banderitas", se ha quejado Bosch, quien también ha añadido a su denuncia los casi 400.000 euros invertidos en la restauración del zaguán y la iluminación de los patios interiores de la embajada española en el Vaticano.

La mayor parte de los gastos denunciados por ERC corresponden a obras en inmuebles diplomáticos: 433.00 euros para un local de oficinas en Shangai, casi 345.000 euros para otro similar en Cantón, unos 370.000 para la ampliación de la Cancillería española en Amman y una cifra muy similar para la construcción de la residencia de la embajada en Camberra.

A esto se añaden gastos de mantenimiento que se reparten entre el millón de euros para las instalaciones de la embajada en Washington, casi 142.000 para los jardines de la residencia, cancillería y viviendas de la embajada en Tokio o los 324.000 euros reservados para la limpieza de la embajada en Berlín. "Espero que esté como los chorros del oro", ha ironizado Bosch.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies