ERC no firma la reforma de la Ley de Presidencia y solo avalará un "acuerdo global"

Contador
Pleno de constitución del Parlament de la XII Legislatura
EUROPA PRESS
Actualizado 09/02/2018 19:19:22 CET

Los republicanos reclaman a JxCat una investidura "operativa y efectiva"

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

ERC no se ha adherido este viernes a la propuesta de JxCat para reformar la Ley de Presidencia, y solo avalará un "acuerdo global de legislatura" que derive en dos hechos: reconocer a los miembros cesados del Govern en Bruselas, y acordar una investidura operativa y efectiva en Catalunya.

Lo han explicado fuentes del partido, después de que JxCat haya presentado en solitario en el registro del Parlament una modificación de la Ley de la Presidencia de la Generalitat para investir a distancia a Carles Puigdemont.

JxCat registra la iniciativa dos días después de que ERC advirtiera de que es difícilmente viable, al considerar que sería impugnada de forma inmediata ante el Tribunal Constitucional (TC) y abriría un nuevo contencioso con el Estado.

Así, lo que ERC plantea es que difícilmente tiene recorrido presentar iniciativas individuales para llegar a un pacto de investidura, y que lo conveniente sería un acuerdo global que incluya un "Plan de Govern" completo.

Los republicanos consideran que la negociación debe tener tres ámbitos, y que el pacto llegará cuando los tres estén cerrados: cómo reconocer al Govern en Bruselas, cómo hacer una investidura en el Parlament con garantías, y el Plan de Govern que defina "qué vamos a hacer en esta legislatura".

Los republicanos añaden que este acuerdo tiene que ir, además, acompañado de un calendario definido que como único objetivo tenga acabar con el artículo 155 y que "Soraya Sáenz de Santamaría deje de ser la presidenta ilegítima de la Generalitat".

"Es en este acuerdo global que ERC insiste en seguir negociando durante los próximos días para tener un acuerdo satisfactorio para todas las partes", zanjan las mismas fuentes, que no quieren polemizar sobre que JxCat haya presentado la reforma de la ley en solitario.

EL PROBLEMA ESTÁ EN EL PARLAMENT

De los tres puntos que ERC plantea que debe tener el pacto final, el que genera más división entre los grupos es el segundo, sobre cómo investir a Puigdemont en la Cámara catalana.

JxCat insiste en investir a Puigdemont a distancia, que es precisamente el contenido de la reforma de la ley que han presentado, mientras que ERC considera que este plan tiene lagunas porque abriría un contencioso judicial con el Estado.

El Tribunal Constitucional advirtió de que la investidura de Puigdemont debe cumplir dos requisitos: acudir presencialmente a la Cámara y obtener un permiso del juez, pero si compareciera ante la justicia acabaría en la cárcel con toda probabilidad.