ERC se queja ante la ministra de Educación de que en Melilla no se puede estudiar en tamazight, "una lengua proscrita"

Actualizado 10/04/2009 17:23:19 CET

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) Joan Tardà se quejó en la última Comisión de Educación del Congreso, celebrada la semana pasada, ante la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, de que en Melilla los alumnos no pueden estudiar en tamazight, lengua milenaria de origen bereber, y denunció que este idioma está "absolutamente proscrito" en esta ciudad autónoma.

Durante su intervención, el diputado independentista criticó que el tamazight esté "excluido" del sistema educativo de Melilla, hecho que vinculó a la alta tasa de abandono y fracaso escolar de los estudiantes melillenses.

"Les voy a hablar, y es posible que alguien sonría, de Melilla", dijo al comienzo de su intervención Tardà, quien agregó que los republicanos catalanes no hablan "jamás de otras comunidades autónomas" pero sí de Ceuta y Melilla, por ser ciudades autónomas cuyas competencias de Educación ostenta el ministerio dirigido por Mercedes Cabrera.

A su juicio, la situación del tamazigh en Melilla "es difícil de entender para los castellanohablantes" porque no han vivido esta situación y "por eso consideran que no es para tanto". "Pero no se pueden imaginar lo que representa para un melillense de habla tamazigh que en su tierra, sus hijos, en el año 2009, no puedan aprender en la escuela la lengua de sus ancestros".

ERC RECONOCE LA LABOR DEL PP

"Lo poco que se hace por esta lengua, me sabe mal reconocerlo, lo hace el PP. Quién iba a decir que el PP de Melilla, que no es precisamente el PP más progresista, financia clases voluntarias de tamazigh y lo ha incorporado en los informativos de su televisión. Esto parece el mundo al revés", aseveró Tardà ante las sonrisas de la mayoría de los diputados y de la propia ministra.

Por su parte, Cabrera manifestó que el problema de implantar esta lengua en las escuelas "es que no es lengua oficial y se basa fundamentalmente en la tradición oral, por lo que no cuenta con un corpus elaborado de gramática escrita".

"Pero somos conscientes de que sin una formación del profesorado en esa lengua levantar esos datos de fracaso y abandono será más complicado", agregó Cabrera, quien destacó que su departamento está estudiando de qué manera resolver esta situación.

Además, subrayó que el Ministerio es "absolutamente conscientes de los malos datos" en educación de Ceuta y Melilla. "Y no nos consuela lo suficiente saber que estamos hablando de una población estudiantil muy peculiar y que si las comparamos con algunas ciudades españolas a lo mejor tendríamos un resultado más favorable a Ceuta y Melilla", concluyó.