ERC remarca que la "confianza" que daría la dimisión de Álvarez es "más importante que el futuro del PSOE"

Actualizado 14/11/2007 15:13:23 CET

BARCELONA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario de ERC y futuro candidato a las generales, Joan Ridao, reprochó hoy la "actitud fachenda" de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, a quien acusó de "menospreciar" a la Generalitat, y destacó que la "confianza" ciudadana que generaría su dimisión "es más importante que el futuro de una persona o del PSOE".

En alusión al argumento que esgrime el PSC, admitió que la dimisión de Álvarez, que reclaman todos los grupos catalanes menos el socialista, "probablemente no arreglará la situación", pero "tranquilizaría a mucha gente", porque este "gesto ejemplar o auténticamente higiénico" haría ver a la gente que los políticos se van "cuando hacen las cosas mal hechas y tan reiteradamente".

Ridao criticó la "nula o nefasta dirección política" de las obras del AVE en Barcelona, que ve como "una historia de improvisación, de hechos consumados, de opacidad y de guiñolescas visitas" de la ministra a Cataluña "menospreciando" al Govern.

El portavoz de ERC criticó también las "ansias y prisas electorales" del Ministerio por inaugurar la llegada del AVE a Sants (Barcelona), y añadió que, tras los incidentes, "ahora se lo coge con más calma y dice que no hará inauguraciones". "Algo de lo que nos felicitamos, porque lo contrario sería ofensivo", apostilló.

Así, lamentó la "inoperancia" de Fomento en la construcción de esta infraestructura, y lo acusó de "infravalorar" las necesidades de nuevas inversiones y de un plan calendarizado de recursos que le reclamaba el Govern. Destacó la falta de "fiabilidad" de algunas actuaciones de los responsables de las obras, desde las que provocaron el incidente del 20 de octubre, como las que se han visto después de ese día.

Ridao definió de "otoño negro" el de las infraestructuras en Catalunya, y criticó la "imagen poco edificante de las instituciones" con las "peleas" políticas generadas por los problemas en los servicios de Cercanías.

Criticó especialmente a la oposición, a quienes achacó un "oportunismo ciclópeo" y "una impostura propia de un Óscar de Hollywood", por la "auténtica obscenidad" que, en su opinión, suponen las críticas a una situación de la que --dijo-- son responsables.

Así, remarcó que los problemas de las infraestructuras "evidentemente no empiezan el 20 de octubre", como señalaba el presidente de CiU, Artur Mas, y señaló que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero heredó en 2004 unas infraestructuras "obsoletas, que agonizaban de precarias" por la falta de inversión "durante años", además de un trazado "acordado por gobiernos anteriores".

Aun así, reconocio que "Zapatero ha tenido cuatro años para enderezar esta situación" y, en este sentido, insistió en criticar la "autocomplacencia" de la ministra, a la que acusó de "no atender las reivindicaciones" de Cataluña.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies