Errazti cree que antes de verano "habrá señales" y espera que el Gobierno y ETA "hablen de lo que tienen que hablar"

Actualizado 02/02/2006 14:22:11 CET

BILBAO, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de EA, Begoña Errazti, expresó hoy su convicción de que antes del verano "habrá señales" respecto al proceso de pacificación y normalización a la vez que esperó que el Gobierno central y ETA "hablen de lo que tienen que hablar". Por otra parte, se refirió a la creación del Consejo Político que, en su opinión, debe ser "un agente" en el proceso, pero que no sustituirá a los partidos, "que deberán conformar la futura Mesa".

En una entrevista a Radio Nacional, recogida por Europa Press, aseguró que será antes de verano cuando los partido deben ver si "se hacen las cosas". Sin embargo, dijo que la referencia del lehendakari, Juan José Ibarretxe, a recobrar la iniciativa en septiembre si el proceso de paz no avanza, se debe a que "es el mes de vuelta del curso político".

"Es evidente que verano es el parón, pero antes del verano, es donde los partidos tenemos que ver si estamos haciendo las cosas", dijo.

Tras manifestar que los pasos hacia un proceso de paz "no tienen una agenda concreta, desgraciadamente", admitió que sí se pueden "intuir" los tiempos. "En cualquier caso en los próximos meses sí vamos a ver si hay señales o no hay señales. Hay que intentar que en el 2006 se muevan las cosas, hay que continuar dando pasos", agregó.

También se mostró convencida de que "antes del verano, va a haber señales". "Si no las hay, pues tendremos que volvernos a sentarnos y reflexionar en profundidad porque las hipótesis que estamos trabajando son las que pueden haber señales claras", indicó.

Errazti esperó que el Gobierno y ETA "hablen de lo que tienen que hablar" y afirmó que EA no se inmiscuirá en ello. "Tendrán que hablar de presos, de cuestiones importantes, pero para que termine ETA. Al final donde los partidos políticos tenemos que echar el resto y hablar de las claves es en la mesa de partidos, y creo que estamos haciendo esfuerzos", insistió.

"SEÑALES"

Para Errazti, ETA "debería buscar una manera" de dar "señales" de forma "mucho más directa". "Claro que ha habido señales en este tiempo. El hecho de que no haya asesinatos en muchos meses, comunicado de ETA en el que dice que no iba a atentar contra cargos públicos son señales positivas, dentro de la gravedad que tiene que haya unos señores que deciden utilizar la violencia contra otros", enumeró.

No obstante, consideró que "tendría que dar un paso claro y su compromiso firme de avanzar, como hizo el IRA en su momento". Por otra parte, estimó que entre los partidos políticos debe haber "un acuerdo mayor" que permita utilizar "un lenguaje parecido, desde las diferencias ideológicas".

"Hasta ahora, lo que estamos haciendo es muy importante, ir restableciendo la confianza entre los partidos políticos. Estamos en el ámbito de la interlocución, y que se vea que estamos avanzando", dijo.

Reiteró que "todavía es perfectamente posible que en los próximos meses seamos capaces de hacerlo" y recomendó, en este sentido, "alturas de miras". "No hay que quedarse en la coyuntura más próxima. Hay que mirar objetivos a largo que son los que tienen que ver con la solución del conflicto", señaló. También recomendó desarrollar "un enorme ejercicio de responsabilidad y de generosidad de acuerdo", porque, de lo contrario, "es imposible llegar a una solución del conflicto político vasco".

CONSEJO POLÍTICO

En toda esta trayectoria hacia el proceso de paz, el Gobierno vasco debe ser, según Errazti, "un agente en este proceso, no un agente que sustituya a los partidos políticos", que serán los que deban conformar esa futura mesa.

"Pero sí puede ser un agente que debe impulsar que debe aportar lo que pueda, y que debe posibilitar esa relación entre partidos, y eso se irá viendo en la medida de las necesidades de lo que venga en los próximos meses", agregó.

Respecto a las críticas de la presidenta del PP, María San Gil, a este nuevo órgano, al afirmar que "sólo sirve para dar cabida a Batasuna", la dirigente de EA cree que se deben a "una visión en sus discursos un tanto limitada". "Siempre busca enemigos y siempre cierra la visión política a Batasuna, nacionalismo vasco. Es decir está buscando enemigos innecesariamente", dijo.