Errazti (EA) defiende la colaboración con el PNV porque "en este momento nos la jugamos como pueblo"

Actualizado 27/08/2006 14:44:11 CET

Resta importancia a la coalición entre EB y Aralar porque no coincide con "la izquierda española" y el partido de Zabaleta "es soberano"

SAN SEBASTIAN, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Eusko Alkartasuna, Begoña Errazti, no se decanta sobre la coalición con el PNV, aunque defiende la cooperación con la formación de Josu Jon Imaz porque, según dice, "en este momento nos la jugamos como pueblo".

En una entrevista al Diario Vasco, recogida por Europa Press, Errazti apuesta por la colaboración con el PNV en unos ámbitos y por la colaboración con Batasuna "cuando aclare sus posiciones". "Los abertzales deberemos tener una confluencia de defensa de intereses en la mesa de diálogo: el respeto y el reconocimiento de la nación vasca, el respeto a su decisión y a sus derechos nacionales", destaca.

En su opinión, "es importante la colaboración con el PNV puesto que estamos en un momento que no ha terminado y nos la vamos a jugar como pueblo de aquí a cinco años" y niega que la Ejecutiva Nacional de EA esté dividida al respecto.

Sobre la posible coalición electoral entre Ezker Batua y Aralar, señala que no va a incidir en el debate interno de EA, ya que esta formación no coincide con el espacio "de los que se llaman federalistas o izquierda española". Además, considera que "Aralar es soberano para hacer lo que le parezca que tiene que hacer. Con todo respeto y todo cariño".

MESA DE PARTIDOS

Por otra parte, la líder abertzale denuncia que la mesa de partidos "se está retrasando interesadamente". "Las expectativas que se generaron para el verano se han visto frustradas. Hacia la segunda mitad del verano hemos visto actitudes contrarias a las que se nos decían en un principio. En política penitenciaria, por ejemplo, no se ha movido nada", reprocha.

Así, recuerda que la apuesta por respetar la decisión de los vascos "tropieza con los límites de la Constitución", lo que considera una "absoluta falta de responsabilidad". "El Partido Socialista parece que está manejando los tiempos en función de su propio interés y por eso pensamos que los abertzales debemos formular unos acuerdos de mínimos entre nosotros en defensa de los derechos y de la soberanía nacional vasca", destaca.

Tras señalar que "la solución vendrá de todos", muestra su preocupación por el hecho de que la sociedad vasca "sufra un desencanto por esta dilación", por lo que pide una mesa sin exclusiones para el otoño, "sin excusas para retrasarla en relación con la ilegalización".

En su opinión, la izquierda abertzale sigue mezclando pacificación y normalización, "pero no son los únicos", ya que el Partido Socialista "también se ha apuntado a esa posición en los últimos tiempos por interés partidista".

NORMALIZACION

"Resulta muy llamativo, aunque diga lo contrario -explica-. Lo que se quiere dilatar es lo de la normalización y es lo que hay que abordar para terminar con el descontento de la mayoría social vasca. Hay que buscar caminos que sean distintos y sean más avanzados en la profundización de la soberanía y del autogobierno".

Begoña Errazti niega que el proceso de paz está en crisis, pero detecta una "dilación interesada" de Zapatero para llegar a la mesa de partidos y un "empeño de ETA en querer seguir siendo un agente político", algo que rechaza "de plano".

En este sentido, lamenta que Rodríguez Zapatero y el PSOE digan "un día una cosa y al día siguiente, la contraria". "Un día hablan del respeto a la decisión de los vascos y al día siguiente ponen la Constitución como marco infranqueable. Un día hablan del acercamiento de los presos y al día siguiente se desdicen. Esto no es serio", critica.

Según destaca, "la normalidad será la pacificación total, no sólo el fin de ETA, sino una sociedad contenta en su encaje jurídico. Las mayores cotas de autogobierno y de soberanía también nos harán llegar a la normalidad".

Por ello, apunta que "si fuéramos capaces de reunir en otoño la mesa de partidos, de pasarnos ya entre nosotros papeles, los próximos tres o cuatro años podrían ser un buen escenario". "Para mí una legislatura sería un plazo razonable", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies