Errejón, sobre sus diferencias con Garzón: "Él es del Partido Comunista, yo de Podemos"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Errejón, sobre sus diferencias con Garzón: "Él es del Partido Comunista, yo de Podemos"

Errejón, Garzón y Pablo Iglesias en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 25/11/2016 15:44:13CET

Rechaza pedir "declaraciones de la renta" a los votantes de Podemos e insiste en que la mayoría se logra sumando a gente muy diferente

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, ha admitido este viernes que tiene diferencias con su compañero de grupo, el coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, y lo considera "normal" porque, mientras éste es dirigente del Partido Comunista (PCE), él lo es de Podemos y el partido morado quiere "aplicar respuestas de 2016 a los problemas de 2016".

En declaraciones en el Congreso al ser preguntado sobre las discrepancias que mantiene con el líder de IU, el 'número dos' de Podemos ha sido tajante: "Son normales, él es un dirigente del Partido Comunista y yo soy un dirigente de Podemos".

Tras insistir en que, al pertenecer a dos fuerzas políticas diferentes "es normal" que no compartan "todo", Errejón ha dejado claro que el partido morado intenta aplicar "a los problemas de 2016 respuestas que tienen que ver con el año 2016".

NO QUEREMOS REFUNDAR IU

"Nosotros no queremos refundar IU --ha continuado Errejón--, queremos construir una mayoría popular nueva y, por tanto, no compartimos que con el conjunto de las recetas aplicadas en los últimos 40 años vayamos a conseguir un resultado diferente del que se ha conseguido durante los últimos 40 años".

En este sentido, ha hecho hincapié en que, pese a su alianza electoral con IU, Podemos tiene "una hoja de ruta propia", la de avanzar hacia "una mayoría popular transversal que permita darle la vuelta a la tortilla". "Eso lo aprendimos del 15M y lo vamos a seguir aplicando", ha remachado, puntualizando, eso sí, que estas diferencias no impiden que Podemos e IU se coordinen en el trabajo parlamentario.

"En el grupo parlamentario no estamos todos de acuerdo en todo, pero hacemos juntos el camino y nos coordinamos sin ningún problema, pero es normal que dos dirigentes de dos organizaciones diferentes tengan visiones diferentes", ha reiterado.

Después, cuando se le ha preguntado si considera que Garzón quiere aplicar ahora recetas antiguas, Errejón ha respondido que lo desconoce, pero ha explicado que para Podemos resultan "completamente extrañas" una parte de las "recetas y analogías" que se hacen "con figuras del pasado".

RECETAS DEL PASADO

Eso, ha matizado, no quiere decir que en Podemos no respeten a quienes lucharon por las libertades en España, pero a renglón seguido ha apuntado que el mejor homenaje que se puede hacer a aquellos luchadores, muchos de los cuales militaron en el PCE, es "ganar hoy, con las recetas de hoy, los problemas de hoy y con las capacidades de construir un Gobierno al servicio del pueblo". "Esa es mi hoja de ruta", ha proclamado Errejón.

Por otro lado, y en cuanto a las palabras de Pablo Iglesias reivindicando la clase obrera y avisando de que Podemos nunca "podrá ganar" si se dirige "al concepto burgués de clase media", Errejón ha dicho que su formación nunca pidió "etiquetas" a los ciudadanos y no debería ahora pedir "declaraciones de la Renta".

Para Errejón, con más de cinco millones de votos Podemos debe seguir aspirando a construir una mayoría nueva y eso ara por sumar "gente muy diferente que viene de sitios muy diferentes". "Hemos llegado hasta aquí sin pedir etiquetas ni carné a nadie y no veo que ahora deberíamos empezar a pedir a la gente declaraciones de la renta", ha comentado.

"Nuestra hoja de ruta es la transversalidad y vertebrar a sectores sociales muy diferentes para un proyecto de un país que no deje a nadie atrás --ha remarcado--. Esa ha sido la hoja de ruta de Podemos y sigue siendo mi hoja de ruta; todo lo que sea alejarse de eso es darle soluciones de hace cien años a problemas de 2016".

En todo caso, ha querido dejar claro que el propio Pablo Iglesias le ha confesado este viernes que no estaba "cómodo" con lo que se había transmitido en los medios de comunicación de sus palabras sobre la clase obrera. Errejón ha subrayado que se trata de una reflexión en un contexto específico de un acto cultural más que político.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies