España duplica, hasta 2 millones de euros, su aportación a la UNRWA y espera poder anunciar más fondos

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, r
Eduardo Parra - Europa Press
Publicado 04/09/2018 15:51:07CET

El ministro palestino dice que la confederación con Jordania fue una idea y Borrell no se la creerá "hasta que no la vea en un tuit de Trump"

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobará el próximo viernes un aumento de la contribución española a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), con lo que la aportación para 2018 pasará de 1 a 2 millones de euros, según ha anunciado el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, junto a su colega palestino, Riad al Malki.

Borrell ha dicho ser consciente de que el aumento de la aportación española no podrá paliar la decisión de Estados Unidos de retirar la suya, que ascendía a 60 millones de euros, pero ha confiado en que el anuncio español vaya seguido de otro en el marco de la próxima Asamblea General de la ONU de finales de septiembre, donde habrá una reunión específica sobre este asunto a petición de Jordania.

El jefe de la diplomacia española ha reconocido que la aportación española, que se recortó en los años de crisis, está muy lejos de la media de los últimos 18 años. Desde el año 2000 la contribución española a la agencia suma 127 millones de euros, y en 2017 la ayuda española total a Palestina fue de 12 millones, sin contar lo canalizado a través de algunos instrumentos europeos.

LA UNRWA "NO ES PROPIEDAD DE ESTADOS UNIDOS"

Tanto Borrell como Al Malki han advertido de que la UNRWA "no es propiedad de Estados Unidos", que no puede "desmontarla" por su mera voluntad, sino que es competencia de la ONU y su Asamblea General. El ministro español ha hecho una encendida defensa de la agencia y de su labor en la atención a más de 5 millones de refugiados palestinos.

A su juicio, las acusaciones de Estados Unidos, tachando a la UNRWA de "corrupta y adoctrinadora" son "tanto o más graves que la supresión de fondos", cuando la agencia realiza una labor de atención a la población palestina y en los últimos años ha evitado que empeorase aún mas la situación en la franja de Gaza.

Para Al Malki, la decisión de Estados Unidos de dejar de financiar la UNRWA "es una forma de imponer presión" para que Palestina acepte "lo que llaman el plan del siglo y que quieren imponer por fuerza, presión o sabotaje". Sin embargo, ha asegurado que hasta ahora Estados Unidos no ha hecho ninguna propuesta concreta, sino que más bien "ha tirado todo lo que estaba sobre la mesa".

De hecho, preguntado por la posibilidad de una confederación entre Palestina y Jordania, una propuesta estadounidense que fue desvelada por el presidente Mahmud Abbas, ha señalado que solo fue una de las múltiples opciones que los enviados estadounidenses pusieron sobre la mesa, pero "sin ninguna seriedad por parte de Estados Unidos". "Mientras no lo vea en un tuit del presidente Trump no me lo creo", ha bromeado Borrell, apuntando que no es la primera vez que se habla de esa opción y que hasta ahora solo hay "rumorología".

LO PRIMERO ES EL FIN DE LA OCUPACIÓN

En todo caso, Al Malki ha destacado que una confederación lo es "de dos Estados soberanos", de manera que "no se puede hablar de confederacion de una manera práctica mientras Palestina siga siendo ocupada" por Israel. Así, ha tachado la posibilidad de "prematura", porque lo primero sería el fin de la ocupación, y después serían necesarios sendos plebiscitos en los países afectados, antes de proceder a la negociación.

Por otro lado, ha insistido en la advertecia de que Estados Unidos, al haberse sumado totalmente a las tesis israelíes, no podrá tener el papel principal de mediación que ha tenido hasta ahora -Al Malki, que durante la rueda de prensa ha hablado en castellano, ha utilizado las expresiones inglesas "honest broker" y "fair broker", que puede traducirse como "negociador justo"--.

"El presidente Trump ha pasado de ser un 'honest broker' a ser parte del conflicto", ha dicho. Borrell también ha expresado su temor de que ese "alineamiento" invalide a Washington como interlocutor.

"NO PODEMOS CONFIAR EN ESTADOS UNIDOS"

"No podemos confiar en Estados Unidos, no podemos darle el lujo de jugar el papel principal", ha dicho el ministro palestino que, sin embargo, sí se ha mostrado dispuesto a que Estados Unidos forme parte de un grupo de países, europeos, africanos o latinoamericanos, dispuestos a tener un papel.

Al Malki ha invitado a Borrell a visitarle en Ramala. El primer encuentro en Madrid desde la toma de posesión del ministro español se ha centrado en la "muy difícil" situación de los territorios palestinos tras la decisión de Estados Unidos sobre la UNRWA. También han hablado del reconocimiento de Palestina como Estado, algo que lleva tiempo reclamando el Gobierno de Abbas y ha pedido el Congreso de los Diputados, pero Borrell ha insistido en que debe hacerse "de forma coordinada, en el marco de la UE".

Contador