El "Estado plurinacional" de Pedro Sánchez divide a los expertos, que avisan de que no resuelve el problema político

 

El "Estado plurinacional" de Pedro Sánchez divide a los expertos, que avisan de que no resuelve el problema político

Publicado 21/02/2017 15:19:58CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La propuesta del ex secretario general del PSOE de reformar el artículo 2 de la Constitución para definir a España como Estado plurinacional no tiene consenso entre los expertos en Derecho Constitucional. Varios profesores, consultados por Europa Press, sí coinciden en advertir, si bien por diversos motivos, de que esa reforma legal no resolvería el problema político de las tensiones territoriales.

Para el Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Málaga Ángel Rodríguez, es evidente que cuando se aborde una reforma de la Carta Magna habrá que incluir la cuestión territorial pero, como es un tema "muy sensible", cree que más importante que el texto concreto que se introduzca es que se apruebe con el mayor consenso posible. "Si no se hace así es mejor no hacerlo", ha dicho.

Rodríguez, que considera que "cualquier reforma es buena si se rodea del consenso necesario", ha recalcado que la última reforma de la Constitución, la del artículo 135, que aprobaron sólo PSOE y PP, fue "un ejemplo negativo", de lo que no hay que hacer.

ES MEJOR UNA REFORMA AGRAVADA

Por eso, cree que si se quiere incluir la plurinacionalidad en la Constitución más vale hacerlo en el artículo 2 o, en cualquier caso, en el Título Preliminar, que requiere mayoría de dos tercios del Congreso y el Senado, disolución de las Cortes y ratificación en reférendum, porque intentar hacerlo en otro título que requiera sólo mayoría absoluta sería "hurtar el debate de un tema de calado" y repetir el error del 135.

Por su parte, el catedrático de la Universidad de Santiago de Compostela Roberto Blanco Valdés, se ha mostrado tajantemente en contra de esa propuesta de Sánchez, porque cree que "no aporta más que confusión y da a los nacionalistas una base, un estribo, para reivindicar mañana un Estado".

Blanco Valdés admite que en teoría política hay una discusión constante sobre lo que es una nación y puede discutirse si Cataluña lo es, pero "en términos jurídicos una nación es la base territorial de un Estado y por lo tanto la única que hay en España es España".

Según su análisis, el problema que tiene España no es cómo definirlo, sino "cómo integrar en la forma de gobierno a una serie de partidos, los nacionalistas, que han convertido la impugnación del Estado autonómico en su forma de vivir". "Lo que nos tiene que explicar Pedro Sánchez es cómo se integra al secesionismo", ha abundado.

Para este experto, el candidato a liderar el PSOE está actuando de forma "más irresponsable que ingenua", apostando por brindar a estos partidos la oportunidad de ir en el futuro a las instancias internacionales, especialmente a la ONU, a decir "somos una nación, queremos un Estado". "Está jugando a ese juego sin darse cuenta de que juega con fuego", ha resumido.

¿SE RECONOCE YA LA PLURINACIONALIDAD?

Para Blanco Valdés, España es un Estado federal desde hace tiempo, pero la redacción actual del artículo 2 de la Constitución, que habla de nacionalidades y regiones, "no tiene nada que ver con un Estado plurinacional que en términos jurídicos es un disparate que sólo traería problemas a medio plazo".

Sin embargo, el profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona Joan Lluis Pérez Francesch opina que la actual redacción de la Constitución "ya reconoce el carácter plurinacional del Estado". A su entender, el problema de fondo es si se entiende o no que ese carácter plurinacional pueda tener consecuencias jurídicas.

"El problema es entender si (la nación española) es un único ente como subjetividad política o puede admitir que existan otros sujetos políticos, identidades nacionales, reconocidas en su seno", explica. Por eso, él cree que el problema de fondo es un problema político, y sólo después, cuando esté claro qué se quiere hacer, debe llegar el debate de cómo articularlo jurídicamente.

A su modo de ver, la propuesta de Sánchez llevaría, "en un sentido tradicional, a la lógica federal, lo cual lleva a su vez al problema de federalismo simétrico o asimétrico", un problema que, ha señalado, tiene también el propio PSOE. "El gran problema de España es la dificultad de construir un gran proyecto nacional compatible con otros proyectos nacionales", ha puntualizado.

"HAY CONDICIONES TÉCNICAS"

Para este experto, incluir ese reconocimiento en la Constitución es viable y "hay condiciones técnicas" para ir "hacia un Estado que pueda reconocer entidades nacionales que sean sujetos políticos y no pasaría nada". En su opinión, eso sería ir "un poco más allá de lo que se intentó hacer en la Transición y "después de casi 40 años quizá se puede precisar".

Pérez Francesc cree que todo es posible jurídicamente, incluso sin tocar la Constitución, como ya intentó el ex presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, con su intento de reformar los Estatutos autonómicos para "reconducir jurídicamente" ese debate.

En todo caso, se ha mostrado escéptico porque cree que en torno al problema territorial se vive un momento de "confusión", falta de claridad y propuestas de cara a la galería, en el caso de Sánchez "para ganarse a un sector del electorado cercano a Podemos".

DEBE SUSTANCIARSE EN UN MODELO

Por último, la catedrática de la UNED Yolanda Gómez explica que un cambio en el artículo 2 de la Constitución para recoger la plurinacionalidad debe sustanciarse en un modelo concreto de reparto de poder y de competencias --que sería el federal conforme a las propuestas del PSOE--.

Gómez, que ve bien la propuesta federal porque daría claridad al modelo, avisa, sin embargo, de que en la situación actual no serviría para encauzar las reivindicaciones de los independentistas catalanes, que "no se verían reflejadas en el modelo". Por muy asimétrico que fuera el federalismo, añade, no podría dar a Cataluña muchas más competencias.

Además, no cree que el ex dirigente socialista esté hablando de reformar el artículo 2 de la Constitución para permitir la separación de territorios o la convocatoria de referendos. "Hay que llevarlo al modelo federal", opina, pero eso "tiene poca viabilidad política porque la discusión no va por ahí ahora mismo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies