Castells asegura que el tripartito "goza de magnífica salud" y que es "impensable" que ERC rechace al acuerdo

Actualizado 27/01/2006 13:58:01 CET

Cree que el pacto va a tener un "efecto balsámico en la reducción de la crispación"

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Finanzas de la Generalitat de Cataluña, Antoni Castells, afirmó hoy que el tripartito que gobierna en esa comunidad "goza de magnífica salud" y no se va a romper por las divergencias de última hora de ERC sobre la reforma del Estatut. Para él, es "impensable" que los republicanos no se sumen al acuerdo. "Si alguien puede encontrar su huella (en la reforma) es ERC, mucho más que otros", afirmó.

Durante su intervención hoy en el Fórum Europa, el consejero catalán insistió en el "papel destacado" de ERC en la negociación y la importancia de sus aportaciones, "también en el aspecto de la financiación, no nos engañemos". Y recordó en este punto que CiU, con el que el que se ha alcanzado un principio de acuerdo, defendió el sistema del concierto económico y rechazó la fórmula de una agencia tributaria consorciada "hasta el último momento".

Tras manifestar esta confianza en que será posible incorporar a ERC al acuerdo, Castells se mostró convencido "de que el tripartito va a continuar" y de que "goza de magnífica salud". Y la misma convicción puso en que el nuevo Estatut será una ley de largo plazo y que "dará estabilidad" y un "marco de convivencia para muchos años".

Castells repasó hoy los contenidos económicos del principio de acuerdo para reformar el Estatut, la necesidad de que se aclaren los mecanismos de la solidaridad interterritorial, opacos a su juicio, y su convencimiento de que el nuevo Estatut responderá al modelo de Estado que marca la Constitución Española.

"Estoy convencido de que el acuerdo que hemos alcanzado ya esta semana entre tres de las cuatro fuerzas políticas que hemos dado apoyo al Estatut en Cataluña va a tener un efecto balsámico en la reducción de la crispación y en desactivar la estrategia de los profetas de la tensión", dijo, para insistir a continuación en que desea que ERC se sume al acuerdo. "Se demostrará que los vaticinios más catastrofistas sobre el futuro de España o sobre los propósitos de Cataluña no se correspondían con la realidad", añadió.

También cree Antoni Castells que el nuevo Estatut también impulsará la economía, dentro de la tendencia de crecimiento de los últimos años. La nueva financiación, recalcó, supone un "cambio profundo del modelo existente" y se acerca al principio, defendido por la Generalitat, de corresponsabilidad fiscal de las CCAA.

SOLIDARIDAD

El consejero repasó el incremento en la participación de impuestos acordado, la capacidad normativa que tendrá la Generalitat, la creación de una agencia tributaria consorciada y el establecimiento de "criterios básicos" sobre los mecanismos de solidaridad. "Nadie pide gratitud, la solidaridad no es un acto de caridad. Pero sí tenemos derecho a pedir que no se nos trate de insolidarios", insistió. También repitió que Cataluña quiere seguir contribuyendo al equilibrio entre territorios.

Antoni Castells profundizó en esta cuestión. Explicó que el criterio que recogerá el Estatut es que las Comunidades presenten servicios a sus ciudadanos similares realizando un esfuerzo fiscal también similar, y que las autonomías que más aportan a la solidaridad entre territorios, por ser más ricas, no pierdan puestos después por ello. Aclaró que no se concretan cifras ni mecanismos concretos de nivelación, porque será el conjunto de las CCAA junto al Estado los que acuerden algo en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

"En línea con los países federales", recalcó hoy también el consejero catalán. Fue otra de las ideas que defendió esta mañana, que el espíritu de la Constitución es federal y que la propuesta de este Estatut recoge la "doble afirmación de Cataluña y de España", el "compromiso de la España democrática con el autogobierno de Cataluña y el de la Cataluña autónoma con la España democrática".

Esta solución, añadió Castells, es además la única vía que a su juicio existe para compaginar el independentismo nacionalista y el centralismo. En este camino, defendió también la reforma del Senado para su transformación en Cámara de representación territorial.

Preguntado por otros aspectos del Estatut, Castells defendió que el Estado vaya a invertir en los próximos 7 años fuerte cantidades en Cataluña de acuerdo al 18,5% por ciento que aporta esa comunidad al PIB nacional, para compensar el "déficit" de infraestructuras. "Es un clamor en Cataluña", dijo.

Y preguntado por la situación en que quedan los Ayuntamientos en medio de las reformas estatutarias, el consejero reconoció que la "asignatura pendiente" es abordar su financiación. "Esto en España es especialmente sangrante porque se han ganado a pulso la credibilidad", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies