Castells cree que el PP catalán debería asumir el acuerdo en financiación "por coherencia" e interés electoral

Actualizado 25/01/2006 13:22:36 CET

BARCELONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, consideró hoy que el PP de Cataluña "debería asumir el acuerdo" alcanzado por el PSOE y CiU en materia de financiación dentro del Estatut "por coherencia con lo que decía hace un año" su líder, Josep Piqué, "y por interés electoral" en Cataluña.

En una entrevista a Antena 3, Castells vio "evidente" que el pacto alcanzado en financiación "está en la línea de lo que ha propuesto en parte el PP" catalán a lo largo del debate estatutario que se produjo en el Parlament, cuando Piqué hizo una propuesta de financiación basada en un incremento de las inversiones estatales en infraestructuras.

En esta línea, Castells auguró una pronta incorporación de las comunidades autónomas gobernadas por el PP a este acuerdo de financiación y se declaró convencido de que "la puerta que estamos abriendo ahora gracias el Estatut de Cataluña será una puerta por la que luego van a pasar muchas comunidades autónomas", pese a haber "recibido todo tipo de improperios y descalificaciones" a lo largo de "este último año".

En cuanto a la oposición de ERC, Castells dijo querer ser "respetuoso" con "los argumentos que utiliza" la formación republicana cuando "dice que hay problemas de contenido y que no coincide con algunos de los puntos pactados porque hubiera querido ir más allá", pero remarcó que "el acuerdo alcanzado es un buen acuerdo".

En este sentido, aseguró que, "si ERC lo examina con atención, verá que --en este pacto sobre financiación-- quedan reflejadas muchas de las cuestiones esenciales que pactamos primero los tres partidos de Gobierno en Cataluña en el mes de abril" del año pasado.

Aunque consideró que, en comparación con la posición inicial de cada fuerza política, "es evidente que hay margen para modificar" un acuerdo que "siempre se podría mejorar", Castells evitó concretar su opinión respecto a si existe aún margen de negociación para que ERC consiga alzas en el acuerdo.

En todo caso, consideró que se trata de "un acuerdo que hemos de hacer nuestro todos", ya que, "aunque me parece muy bien que CiU haya tenido un protagonismo en este punto final", señaló, en realidad el texto es "fruto del trabajo en el que han participado las distintas fuerzas políticas" y en el que "la impronta de ERC es muy importante".

"IMPENSABLE" EL 'NO' DE ERC.

"Todos se lo pueden apropiar, aunque algunos tienen interés especial en apropiárselo exclusivamente", afirmó Castells, y añadió que "ERC ha participado con gran protagonismo en todo el proceso". Por ello, insistió en que "sería impensable" que "al final no hiciera suyo un Estatut que es de todos" y expresó su "deseo" de que "ERC se incorpore al acuerdo".

Aunque admitió que "aritméticamente" no es necesario el voto favorable de ERC para aprobar el Estatut, destacó que, igual que ocurre con el de CiU, "políticamente sí es muy necesario".

En cuanto a posibles cambios de alianzas o adelantos electorales, Castells dijo que le "consta que no es así ni puede ser así" y aseguró que el tripartito catalán "goza de muy buena salud". El conseller recordó que, aunque "es muy positivo que el presidente del Gobierno español tenga buena sintonía con el Artur Mas", el "calendario electoral en Cataluña no puede marcarlo el señor Zapatero y mucho menos el señor Mas".

Sobre la propuesta de Rajoy de celebrar un referéndum sobre el Estatut en toda España, Castells criticó que los populares "se llenen la boca hablando de la Constitución y luego la ignoren cuando les conviene". "Utilizan la Constitución como un arma para atacar pero ignoran lo que dice la Constitución respecto a los referéndums y lo que dice respecto a quién decide si una cosa es inconstitucional o no lo es", afirmó.

En esta línea, Castells denunció la "facilidad" con la que "se pueden encender hogueras atizando el odio y la agresividad entre territorios", una actitud que atribuyó al PP y que consideró "muy irresponsable".

"LA SOLIDARIDAD HA DE SER TRANSPARENTE".

Respecto al acuerdo concreto de financiación pactado por PSOE y CiU, el conseller Castells aseguró que "el Estado no va a quedar debilitado" y que se mantienen unos "potentes mecanismos de solidaridad", pero apostó por que "estos mecanismos han de ser transparentes para evitar la distorsión y el debate político de confrontación entre territorios, que es muy peligroso".

Como "socialista", defendió que "sería inaceptable que una comunidad autónoma, por el hecho de que sus ciudadanos tengan más capacidad fiscal, tuviera más ingresos que otra y esta otra fuera condenada a prestar menor nivel de servicios", para lo que "han de existir mecanismos de solidaridad", pero remarcó que "esto no puede convertirse en un incentivo en contra de aquellas comunidades que pagan más impuestos".

"No hay ningún país del mundo en que, si un gobierno hace mayor esfuerzo fiscal, una parte de estos ingresos no repercuta sobre ese mismo gobierno, como no ocurre tampoco en los ayuntamientos", añadió Castells.

El conseller recordó además que la aportación de Cataluña a la solidaridad la "decide el Estado" y "no puede quedar concretada en el Estatut ni la puede decidir bilateralmente la comunidad", por lo que "habrá que esperar a ver como queda la reforma del conjunto del modelo de financiación" para poder aventurar una cifra.