Castells pide un "último esfuerzo" a ERC para sumarse al pacto

Actualizado 02/02/2006 15:42:42 CET

BARCELONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, el socialista Antoni Castells, pidió hoy "un último esfuerzo" a ERC para que suscriba el Estatut, al asegurar que "no se puede mantener permanentemente abierta la vía de la reivindicación, con una fórmula electoralista" pero "muy poco seria para construir un país".

En una entrevista a RAC 1, recogida por Europa Press, Castells, quien pidió "lealtad" al pacto rubricado el pasado 30 de septiembre en el Parlament, advirtió de que "cuando uno pacta hay que ser consecuente" porque "no se puede pactar y al día siguiente decir que se quiere lo que se quería ayer".

No obstante, el conseller reconoció que se le hace "difícil" imaginar una situación en la que "ERC no suscriba el Estatut" porque "lo hemos hechos entre todos y no podría entender que los republicanos no se lo hicieran suyo".

Según Castells, en el terreno del nuevo Estatut, "la línea divisoria es entre los cuatro partidos catalanes y el PSOE, con el PP" y "no debe haber" otras separaciones.

El conseller de Economía consideró "reduccionista" que el debate sobre el Estatut se centre en el dinero que acabará recibiendo Catalunya. "El Estatut va más allá de la financiación" porque es "más que una cifra", apuntó.

"Se trata de un modelo, una forma de recibir nuestro dinero, una relación fiscal entre los ciudadanos y la Generalitat", señaló el conseller, quien advirtió que el nuevo texto "no permite cuantificar una cifra y es lógico que sea así" porque "se trata de un texto básico".

Castells también lamentó que la negociación del Estatut se haya reducido a la foto entre el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, y el líder de CiU, Artur Mas. "El acuerdo no sería posible sin el trabajo que hemos estado haciendo a lo largo de muchos meses los partidos catalanes", apuntó.

El conseller calificó de "infantil" que algunos se apunten la paternidad del Estatut, asegurando que "'esto es mio'". "Hemos conseguido un buen acuerdo, superando las deficiencias del sistema", señaló.

Respecto al clima de crispación política contra Catalunya, aseguró que "no se vale todo a la hora de desgastar a los socialistas" y apuntó que la recogida de firmas contra el Estatut, impulsada por el PP, "no se puede hacer con la pregunta que se está haciendo" porque es "fomentar un clima anticatalán en el resto de España".

Aún así, advirtió de que "esta estrategia" del PP "está condenada al fracaso" y que "consolidará un proyecto que encabeza Zapatero, en la que Espanya será más fuerte porque aceptará la autonomía de Catalunya".