CiU afirma que los "posibles buenos candidatos" del PSC no tienen "coraje para hacer un paso adelante"

Actualizado 01/02/2006 15:04:15 CET

Ve avance electoral si Maragall defiende acabar la legislatura con "la misma coherencia y fuerza que cuando intentó cambiar el Gobierno"

BARCELONA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de CiU en el Parlament, Felip Puig, afirmó hoy que "un grave problema" de los socialistas es que "no tienen un buen candidato" para las elecciones catalanas: "El presidente que tienen está ya amortizado, y el PSOE y buena parte del PSC creen que no es un buen candidato, y a la vez parece que los posibles buenos candidatos no tienen el coraje para hacer un paso adelante", mientras que Pasqual Maragall "aún se ve como candidato".

Puig no aclaró a qué "posibles buenos candidatos" aludía, porque "lo deben de valorar ellos", pero añadió: "Hay uno que iba diciendo que era padre de una criatura y se ha quedado sin criatura; no creo que sea un buen candidato, porque ha hecho más de mayordomo de Solbes que de la propuesta de financiación del país".

Poco después, se preguntó irónicamente si tienen también posibilidades "una consellera que quería eliminar los peajes cuando estaba en la oposición y que ahora permite que se incrementen el 14%", en referencia a Montserrat Tura, o "un ministro que prefiere ser ministro que candidato", en alusión a José Montilla. Y sugirió a los socialistas "que lleven estas discusiones más en la intimidad" y "que se resuelva cuanto antes".

Felip Puig reclamó que "si Maragall no es capaz de llevar el liderazgo, que tome alguna decisión" para que "todo vuelva a la estabilidad", ya que es él quien puede disolver el Parlament, y admitió que CiU "no tiene mayoría suficiente para provocar un cambio de Gobierno ni elecciones anticipadas".

CiU TAMBIÉN ESTÁ PREPARADA PARA LAS ELECCIONES.

El portavoz convergente valoró también que el líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, dijera este martes que no admitirán presiones de nadie, que quieren seguir en el tripartito al margen de su decisión sobre el Estatut y que, pese a todo, no temen unas elecciones anticipadas.

Según Puig, es "absolutamente anormal" que haya "nuevas amenazas de un partido de Gobierno amenazando a su Gobierno de que convoque elecciones o los echen", lo que es "de una ingobernabilidad profunda" y perjudica al hecho de que un Gobierno es "algo muy serio".

Puig auguró que "el resultado está cantado si Maragall tiene la misma coherencia y fuerza que tuvo cuando intentó cambiar el Gobierno --y no lo consiguió-- que al garantizar la estabilidad del tripartito" hasta final de legislatura", así que instó a ERC "que se ponga a punto". En cuanto a CiU, aseguró que "está preparada" para elecciones ahora, tras el referéndum estatutario o a final de legislatura.

Por otra parte, Puig volvió a reclamar al ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, que se excuse por su alusión a un candidato "charnego" a presidir la Generalitat, y exigió así una disculpa "no sólo a Montilla, sino a más de la mitad de los ciudadanos de Cataluña, que tienen orígenes diversos y que son catalanes".

Según él, "hoy parece que es el PSOE quien discrimina en función del origen la posibilidad política de los posibles candidatos", tras "acusarse tantas veces a los nacionalistas de una estricta visión identitaria y de segmentar la sociedad en función de su lengua y orígenes".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies