CiU cree que el Consorcio gestionará los impuestos estatales, incluido Sociedades, y Economía lo rechaza

Actualizado 25/01/2006 19:24:11 CET

Se compensará la pérdida de fondos de suficiencia con menos aportaciones al Estado para blindar el ránking de Cataluña

BARCELONA/MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

La federación de Convergència i Unió considera que el pacto alcanzado el pasado fin de semana con el Gobierno sobre la creación de un Consorcio tributario Estado-Generalitat para gestionar impuestos, incluye todos los que recauda el Estado en Cataluña, incluido el impuesto de Sociedades, según informaron a Europa Press fuentes de la citada formación. Sin embargo, fuentes del Ministerio Economía precisan que sólo se ha puesto encima de la Mesa que este Consorcio pueda gestionar el IRPF, del que la Generalitat tendrá cedido el 50%, y el Impuesto de Patrimonio.

El texto remitido por el Gobierno a los partidos catalanes, en el que se recogen los acuerdos sobre la financiación autonómica entre PSOE y CiU, explica el reparto de la gestión de impuestos por cada administración tributaria. Sin embargo, en opinión de CiU, la redacción que se ha dado al artículo 205, relativo a la Agencia Tributaria Catalana, permite que el Consorcio que se creará de forma paritaria entre la Administración Central y la Autonómica pueda gestionar todos los impuestos.

Este artículo, dice en su punto primero que "la gestión, recaudación, liquidación e inspección de todos los tributos propios de la Generalitat de Cataluña, así como, por delegación del Estado, de los tributos estatales cedidos totalmente a la Generalitat, corresponde a la Agencia Tributaria de Cataluña.

En su punto segundo, se establece que: "La gestión, recaudación, liquidación e inspección de los demás impuestos del Estado recaudados en Cataluña corresponderá a la Administración Tributaria del Estado, sin perjuicio de la delegación que la Generalitat pueda recibir de éste, y de la colaboración que pueda establecerse especialmente cuando así lo exija la naturaleza del tributo".

Acto seguido, aclara que "para desarrollar lo previsto en el párrafo anterior, se constituirá, en el plazo de dos años, un Consorcio o ente equivalente en el que participarán de forma paritaria la Agencia Estatal de la Administración Tributaria y la Agencia Tributaria de Cataluña. El Consorcio podrá transformarse en la Administración Tributaria en Cataluña".

Fuentes de CiU admitieron que este asunto no quedó del todo cerrado en las conversaciones del fin de semana, pero consideran que lo que se pactó fue incluir en el Consorcio todos los impuestos que gestiona el Estado, incluido el de Sociedades, ya que el objetivo de los nacionalistas es avanzar hacia una Agencia Tributaria de Cataluña única.

De hecho, señalan que de la redacción que se ha dado a este artículo así se desprende y se basan en el convencimiento de que el citado impuesto será gestionado por la Generalitat en el plazo de 5 ó 10 años como impuesto económico de la UE territorializado.

Sin embargo, fuentes de Economía insisten en que el Estado seguirá recaudando sus impuestos en Cataluña y que lo único que se ha puesto encima de la mesa para que gestione el citado Consorcio, son el IRPF y el impuesto de Patrimonio, por estar ligado al anterior. Añaden que la redacción ha quedado deliberadamente abierta porque el funcionamiento del Consorcio se tendrá que desarrollar en una ley posterior en el plazo de dos años.

COMPENSAR LA PÉRDIDA DE FONDOS DE SUFICIENCA.

En el pacto fraguado el pasado sábado en La Moncloa entre José Luis Rodríguez Zapatero y Artur Mas también se tuvo en cuenta a la hora de acordar los porcentajes de participación de la Generalitat en los impuestos estatales la más que posible pérdida de fondos de suficiencia por parte de la administración catalana.

Así, la Generalitat prevé ingresar este año por impuestos cedidos un total de 9.991 millones de euros, mientras que con el nuevo sistema recaudaría 14.311,4, es decir 4.320 millones más. No obstante, se da por hecho que Cataluña perderá los ingresos por fondos de suficiencia --2.568,2 millones para 2006--.

Fuentes de CiU, explicaron a Europa Press que esta disminución de recursos quedaría compensada con una menor aportación al Estado en base al artículo 208.5 del pacto, que obliga al Estado a "garantizar que los mecanismos de nivelación no alteren, en ningún caso, la posición de Cataluña en la ordenación de rentas por cápita entre las CCAA antes de la nivelación".

En este sentido, incluso citaron un estudio editado en marzo de 2005 por la Fundación Josep Irla --vinculada a ERC-- realizado por Guillem López Casasnovas y Jordi Pons Novell bajo el título 'Análisis de los flujos redistributivos territoriales en el Estado Español. Criterios de evaluación y propuesta de nuevos principios básicos', que cifraba en unos 3.420 millones de euros, según las citadas fuentes, los recursos adicionales de la Generalitat si no se alterara el ránking de CCAA en renta por cápita tras las aportaciones a la solidaridad.