CiU ofrece a Maragall garantizar la "estabilidad" del Govern hasta el referéndum si después hay elecciones

Actualizado 06/02/2006 16:13:30 CET

Madí asegura que CiU "no tomará atajos" para volver al Gobierno de la Generalitat

BARCELONA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de CDC, David Madí, aseguró hoy que CiU "estaría dispuesta a garantizar la estabilidad" del Gobierno catalán, en caso de que ERC no desista de su oposición al Estatut, "durante unos meses, hasta que se celebrase el referéndum" de aprobación en Cataluña, "evidentemente pactando una convocatoria de elecciones después del referéndum".

Madí destacó la "situación surrealista" que se produciría con un referéndum en el que el Ejecutivo catalán no llamara al voto en un único sentido, pero aún así se mostró dispuesto a mantener la "actitud constructiva insólita en una oposición" que --según dijo-- CiU ha tenido "en todo el proceso de negociación del Estatut", y "garantizar la estabilidad" del tripartito "para que se pueda realizar el referéndum" de aprobación.

El portavoz de CDC hizo este ofrecimiento al presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, después de intentar también "tranquilizarle" respecto a las posibles alianzas de CiU con el PSOE en Madrid. Madí respondió a lo que calificó de "súplica desesperada" de Maragall asegurando que "puede estar tranquilo" porque "CiU no tomará ningún atajo para llegar al Gobierno de la Generalitat".

En su discurso de ayer ante el Consejo Nacional del PSC al que asistió el presidente del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, Maragall advirtió al jefe del Ejecutivo que sería "un fraude histórico" incorporar a CiU en la gobernabilidad de España en detrimento del pacto de Gobierno en Cataluña.

"El único fraude histórico es el propio tripartito, en su acción de Gobierno y en el cumplimiento de sus compromisos políticos", replicó Madí. Ante lo que interpretó como un "grito desesperado" de Maragall para "pedir a Zapatero que no llegara a un acuerdo político con CiU en Madrid que pusiera en esta legislatura que nos obligue a hacer otro tipo de Gobierno en Cataluña".

"NO PARTICIPAREMOS EN UN GOBIERNO DEL PSC".

"Que esté tranquilo porque nosotros con el tripartito no queremos saber nada" y "no tenemos ninguna voluntad de participar en ningún Gobierno presidido por el PSC ni presidido por el señor Maragall", afirmó Madí, y añadió que "cuando CiU vuelva a la Generalitat lo hará por méritos propios en unas elecciones". "No habrá ningún atajo en este sentido", aseguró.

Madí consideró que la "súplica desesperada" de Maragall "corrobora el fracaso personal y político" del presidente catalán "en la negociación del Estatut" y demuestra que "no se cree del todo" los "cantos a la autonomía del PSC" respecto del PSOE.

En cuanto a las reflexiones de Zapatero, que ayer situó el acuerdo alcanzado con Mas como un paso más en el actual modelo autonómico y no como un cambio de modelo, Madí dijo entender que los socialistas "necesiten explicar el acuerdo de una forma que tranquilice a su tropa", pero aseguró que el pacto "supone un salto hacia delante muy importante en autogobierno, en financiación y en la relación bilateral de Cataluña con España".

El portavoz convergente expresó también la "preocupación" de su partido por que en el trámite en el Senado se consume "la alianza de los extremismos" si PP y ERC votan en contra del Estatut "y obligan a retornar el texto al Congreso", lo que supondría "una anomalía importante" en el proceso.

"MENTIRA Y DEMAGOGIA" EN LA POSTURA DE ERC.

Madí destacó que "el problema lo tiene ERC" al haberse colocado "estratégicamente en un callejón sin salida" y denunció que los republicanos y su líder, Josep Lluís Carod-Rovira, "se niegan" a aceptar la propuesta de Mas para celebrar un debate televisado sobre la negociación y el acuerdo del Estatut.

"Eso demuestra que el abuso de la mentira y la demagogia se sustentan mejor en solitario y no cuando tienes delante alguien que te contradiga", afirmó. Para Madí, la "negativa" de ERC al debate público "es un termómetro de que su posición difícilmente se aguanta" con argumentos.

El portavoz de CDC consideró que esta "nueva crisis" del Gobierno tripartito "es la final y definitiva" puesto que "si ERC dice 'no' al Estatut, este Gobierno se convierte en inviable". En este sentido, advirtió a ERC que "el tiempo se acaba" para tomar una decisión definitiva entre "mejorar el autogobierno catalán" u optar por "la alianza de extremismos con el PP".

"PREOCUPACIÓN" POR EL ESTATUTO VALENCIANO.

Madí explicó que en la reunión ejecutiva de CDC celebrada hoy, la directiva del partido expresó también su "preocupación" por el "pacto para el Estatut de Valencia" entre el PSOE y el PP que "rompe con la unidad lingüística del catalán" al hablar del idioma valenciano, que de mantenerse llevarían a CiU a "no avalar" el texto en el Congreso.

Además, aseguró que CiU "será muy beligerante a cualquier pacto entre el PP y el PSOE que pueda haber en materia estatutaria" para imponer criterios de este tipo, o ante cualquier "efecto sobre el PSOE" que pueda tener la "campaña de catalanofobia del PP".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies