ERC no descarta abstenerse en la votación global y hacer campaña por la abstención en el referéndum

Actualizado 27/01/2006 18:35:13 CET

Intuyen que el PSOE no tiene mucho interés en que apoyen el acuerdo, para escenificar que la cesión es moderada y quitar argumentos al PP

BARCELONA/MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Esquerra Republicana de Cataluña intuye que el PSOE no tiene mucho interés que apoyen el acuerdo sobre el Estatuto alcanzado entre el Gobierno y CiU, no ven voluntad de avances en materia de financiación y están analizando cuál será su postura en la votación si no se modifica la situación. En este sentido, fuentes de ERC consultadas por Europa Press, apuntaron que entre las posibilidades que se contemplan no descartan la abstención en la votación global del texto en el Congreso de los Diputados e incluso, hacer campaña por la abstención para el referendum.

Los republicanos advierten que tanto el Gobierno como el PSOE no están mostrando mucho ahínco por sumarles al acuerdo y sospechan que forma parte de la estrategia de éstos para presentar el acuerdo ante la opinión pública como algo moderado y con pocas cesiones. De esta manera, argumentan, el Ejecutivo trataría de dejar sin argumentos a la negativa del PP a negociar y apoyar el Estatuto.

Las fuentes consultadas explican que el acuerdo con CiU y lo que califican de "precipitación" de Artur Mas está suponiendo que le salga bastante barato al Gobierno el acuerdo. En estos momentos, aseguran, no ven intención del Ejecutivo en subir el listón en materia de financiación.

De hecho, argumentan que en la entrevista que se produjo con José Luis Rodríguez Zapatero no se avanzó gran cosa, ya que durante las primeras tres horas, en las que estaban el presidente con Josep Lluis Carod y Joan Puigcercós, no se produjo una negociación como tal en el sentido de entrar a discutir cada punto del Estatuto, hacer ofertas y recibir contraofertas, sino que se trató más de una charla sobre el tema.

En la última parte del encuentro, la última hora, estuvo también el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba y se abordaron otras cuestiones en materia de competencias e inversiones, pero tampoco se produjeron avances significativos.

Por ello, ERC está estudiando cuál será su postura a la hora de la votación en el Congreso del Estatuto. Ya han anunciado que no pueden apoyar la financiación pactada con CiU y dicen estar cada día más tranquilos en este sentido porque, aseguran, se va percibiendo, incluso entre miembros de la federación catalana, que el listón conseguido por Mas es muy bajo.

Sin embargo, son conscientes de que una buena parte del Estatuto lleva su huella, sobre todo en la parte referida a las competencias, con lo que una votación negativa a la globalidad sería complicada de explicar. Por ello, entre las posibilidades que están contemplando, no descartan abstenerse en la votación final. En este sentido, argumentan que la "abstención" podría justificar que ERC está de acuerdo con una parte, pero no con el todo, incluyendo en ese "todo" una de las cuestiones más importantes como es la de la financiación y la definición que se hace de Cataluña, recogiendo nación sólo en el preámbulo.

De hecho, si la situación no cambia en la negociación, contemplan votar que "no" a toda la parte referida a la financiación y la definición de nación y apoyar las cuestiones que ellos han sacado adelante y las que consideran que se ajustan a su reivindicación, como buena parte de las compentencias, lo referido a la lengua y cuestiones, para ellos simbólicas, como las relativas a instituciones.

Esta misma postura, la de la abstención, es una de las posibilidades que ERC contempla de cara al referéndum que tiene que celebrarse en Cataluña después de la aprobación del texto del Estatuto en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, matizan que esta postura la deben estudiar y analizar con detalle.

En cuanlquier caso y para reforzar la postura definitiva que adopten, tienen previsto realizar asambleas territoriales --serán una quincena--, en un mismo día y en las que esperan concentrar a varios miles de personas para refrendar y arropar su posición. Además, mantienen su decisión de ir a la manfiestación del 18 de febrero, en defensa de un Estatuto sin recortes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies