La exdiputada Balletbò dice que prefiere el "ruido mediático" actual al que había "en los cuarteles" en 1980

 

La exdiputada Balletbò dice que prefiere el "ruido mediático" actual al que había "en los cuarteles" en 1980

Actualizado 27/01/2006 12:06:00 CET

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La exdiputada del PSC, Anna Balletbò, mostró hoy su preferencia por el "ruido mediático y la discrepancia de opiniones" que está rodeando el actual proceso de negociación de reforma del Estatut, al "ruido en los cuarteles" que imperó cuando se negociaba el primer Estatuto de Autonomía de Cataluña y que se tradujo en "la salida de los tanques a la calle y el intento de un golpe de Estado el 23-F".

En declaraciones a Europa Press Televisión, destacó ésta como la "diferencia sustancial" entre los dos procesos a los que separan los 26 años transcurridos. "Ahora todos opinan, todos influyen, y el protagonismo mediático supera al político y hasta los militares están dejándose oír", apuntó.

Asimismo, comentó el "disgusto" que ha supuesto para ERC el pacto alcanzado entre el Gobierno y CIU sobre el Estatut, y señaló que su enfado, se debe más "al protagonismo otorgado a CiU, que a los fondos" de la cuestión. En su opinión, a consecuencia de este gesto, ERC se siente "como una amante despechada", y ahora el reencuentro entre los negociadores pasa por dar a la formación nacionalista "el cariño necesario".

En su opinión, ERC hace "más ruido declarativo que radicalización de fondo", por lo que ya contaba con las "tijeras" cuando se trajo el texto aprobado en el Parlamento catalán a Madrid. Así, expresó su convencimiento de que "asumirá las obligadas rebajas" porque es "razonable" que si Cataluña pide una reforma, convenza para que dicha reforma sea aprobada en las Cortes. En realidad, su maniobra ha pasado por "pedir más de lo que están dispuestos a aceptar".

Por último, la exdiputada socialista catalana aclaró que la convocatoria de un referéndum sólo puede hacerse en los supuestos que la ley plantea, y en ningún caso, sobre una ley que todavía está en trámite, como sucede con la de la reforma del Estatuto catalán. Su explicación a esta propuesta "no viable" del líder del PP es que Mariano Rajoy pretende "cerrar filas" dentro de su propio partido, creando "una chimenea por la que pueda salir el humo del malestar que él mismo ha contribuido a crear".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies