Juan Vicente Herrera dice que la inclusión de 'nación' no dará satisfacción al nacionalismo y es "un paso más"

Actualizado 25/01/2006 22:07:20 CET

El presidente de la Junta dice que el principio de solidaridad debe hacerse en Castilla y León "de la mano" entre socialistas y populares

VALLADOLID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, aseguró hoy en referencia al proyecto de Estatuto de Autonomía que el término 'nación' es un concepto "básico" del orden constitucional que en cambio "no va dar satisfacción" a los proyectos nacionalistas dado que será un nuevo paso dentro de la estrategia "del paso a paso" propia de los nacionalistas.

Herrera, quien acudió hoy en Valladolid a la presentación del libro 'La Reforma de los Estatutos de Autonomía', editado por Revista Jurídica de Castilla y León, junto al presidente de la Comisión Constitucional Alfonso Guerra, y el portavoz del PP en este organismo, Federico Trillo, aseguró que el proyecto de Estatut quiebra un principio fundamental como el de la soberanía, un concepto que garantiza la "igualdad esencial" de los españoles.

"Quiero decir que reitero que no podemos compartir ningún relativismo, ninguna flexibilidad en torno a un concepto básico de nuestro orden constitucional como es el concepto de nación, no creemos que sea bueno flexibilizarlo", señaló Herrera, quien destacó no obstante que recordó que los nacionalistas catalanes "ya están repitiendo una y otra vez que estamos ante un nuevo paso dentro de lo que es la estrategia del paso a paso propia de los proyectos nacionalistas".

A su juicio, "jugar" con el concepto de nación no se corresponde con el sentimiento mayoritario de los españoles "en este momento". "Lo estamos viendo, no nos engañemos: eso no va dar satisfacción a los proyectos nacionalistas", señaló Herrera, quien realizó estas reflexiones "en términos críticos" pero "desde el respeto".

En este sentido, el presidente del Ejecutivo regional aseguró que el procedimiento que se sigue en la actualidad con la tramitación del Estatut "no es un buen camino", en especial la "bilateralidad" entre el Gobierno de la nación, que ha concretado una buena parte del contenido definitivo de ese proyecto "no precisamente en negociación ni siquiera con el Gobierno de esa Comunidad Autónoma" sino con los responsables de un partido político "en la oposición".

A su juicio, esa acción viene a culminar "un desdichado acuerdo expreso de exclusión en pactos" aunque reiteró que hay que hablar "con prudencia" en la medida en que no se trata de un texto definitivo.

PRINCIPIO DE SOLIDARIDAD.

Asimismo, Juan Vicente Herrera apuntó que con este procedimiento está en peligro también el "principio fundamental" de la solidaridad, que a su juicio debe hacerse en Castilla y León "de la mano" entre socialistas y populares "porque en él está la clave del futuro de la Comunidad Autónoma y porque sobre él se construye en la Constitución la España plural, la España solidaria y la España autonómica".

"Es verdad que no tenemos todas las claves en la mano pero no es ninguna casualidad que haya comenzado a construirse la casa de la futura reforma de la financiación autonómica por el tejado que significa poner el énfasis en la ampliación de la corresponsabilidad fiscal de las comunidades autónomas", explicó Herrera, quien añadió que esta medida beneficia a quien más población y más renta tiene "y no es precisamente ese el caso de Castilla y León y de otras Comunidades Autónomas".

Por ello, Herrera reiteró que para la Junta la base seguirá siendo el principio de solidaridad y puso de manifiesto que en la actualidad no se da razón suficiente sobre cuestiones tales como la situación en que quedará el Fondo de Suficiencia o la reorientación y el fortalecimiento del Fondo de Compensación Interterritorial.

Ante la posibilidad de que se vinculen las inversiones del Estado al Producto Interior Bruto (PIB), Herrera se preguntó las razones por las cuales no se tienen en cuenta parámetros como la extensión superficial o la dispersión de población. "Sin duda alguna está empezando a quebrar un principio que para nosotros es fundamental", sentenció.

"Quienes entiendan que este es un modelo a seguir no nos encontrarán en el mismo camino, porque no creemos que en procedimiento y contenido este sea un camino a seguir y porque Castilla y León no está claramente en ese discurso", reiteró el presidente de la Junta, quien añadió que la posición de Castilla y León se centra en la recuperación de los valores constitucionales de 1978.

Por ello, Herrera concluyó que frente a las tentaciones nacionalistas "no es buena" la tentación de la parálisis en el desarrollo autonómico, "sino por el contrario la apuesta por la mejora en lo que pueda hacerse a través de la reforma y la apuesta por la cooperación a través de lo que hemos adquirido", señaló.

Por ello y a su juicio, la foto de Guerra y Trillo es una imagen "que puede valer más que muchas de las palabras que yo pueda pronunciar" y los calificó de padrinos "extraordinariamente adecuados" para la presentación de un libro sobre la reforma de los estatutos.

"Ellos mucho van a tener que decir en el proceso ya abierto y en la tramitación inminente de reforma de los estatutos de autonomía", apuntó Herrera, quien destacó de Trillo "sus servicios al Estado y a su organización política" así como el hecho de ser "una persona fuertemente comprometida con Castilla y León" y de Guerra el ser una de las personalidades políticas más importantes del periodo democrático español "mal que le pese a él o mal que nos pese a nosotros".