El PP insiste en que es una "enmienda a la totalidad de la España de las Autonomías"

 

El PP insiste en que es una "enmienda a la totalidad de la España de las Autonomías"

Actualizado 10/05/2006 21:32:00 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en el Senado, Pío García-Escudero, afirmó esta tarde en el Senado que el texto de reforma del Estatut de Cataluña "no es otra cosa" que una "enmienda a la totalidad de la España de las Autonomías" y la "liquidación" de la Constitución de 1978.

Durante su intervención en el Pleno que debate el texto estatutario, denunció que en lugar de una reforma constitucional se haya utilizado una reforma estatutaria para llevar a cabo esta estrategia, algo que "jurídicamente permite obviar la exigencia del consenso y que hipotecará pesadamente" el futuro del país.

En este sentido, calificó al Estatut de "partidista, sesgado ideológicamente" y denunció que pretende "blindar y petrificar un modelo económico, social y administrativo descaradamente intervencionista". "Es grave que este Estatuto de nuevo cuño rebose inconstitucionalidad en la práctica totalidad de sus títulos", aseveró.

Asimismo, aseguró que se trata de un documento "manifiestamente delirante", porque reconocer la realidad nacional de Cataluña como nacionalidad es un "delirio jurídico", y que el Parlamento de Cataluña defina a su CCAA como nación es algo "que ya entra en el terreno de la literatura surrealista".

García-Escudero criticó el "bilateralismo patológico" del proyecto y tildó de "incomprensible" que establezca unos "determinados" criterios rectores de financiación. "Que nadie me llame anti catalán, porque me da igual que en la ley ponga Cataluña, Madrid, Andalucía o el nombre de cualquier CCAA, porque esto supone, lisa y llanamente, el entierro de la solidaridad", argumentó.

Manifestó también su oposición a que el uso de la lengua esté bajo la "atenta vigilancia" de la autoridad, a que se "reinvente" la historia, y a la existencia de una sociedad "blindada". El senador, que repitió varias veces la frase "Cataluña no se merece este Estatut", dijo que esta reforma es un "duro golpe" para el espíritu de consenso "vigente" en España desde la Transición.

Calificó de "tortuosa" la tramitación parlamentaria del proyecto y señaló que se ha asistido a un "agotador espectáculo de despropósitos sin tasa, aliados de usar y tirar y promesas incumplidas". "Todo ello en medio de un oscurantismo negociador que ha terminado por dejar a dos velas al mismísimo presidente de la Generalitat y, lo que es verdaderamente grave, a estas Cortes Generales", apostilló.

Finalmente, hizo mención a la "progresiva" pérdida de apoyos del Estatut, que pasó del 90 por ciento en el Parlament, al 54 en el Congreso, porcentaje que, según subrayó, "aún menguará más en esta Cámara, de donde es posible que salga con menos del 50 por ciento de los votos". Sobre el paso del texto por el Senado, al que denominó "trámite express", dijo que pasó por la Cámara, "pero no se detuvo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies